5 Razones por las Que las Salas de Consumo de Drogas Benefician a las Personas Que No Usan Drogas

Países Bajos, Alemania, Dinamarca, España, Noruega, Francia, Luxemburgo, Suiza, Canadá, Australia, Bélgica y México.

A medida que la propuesta de abrir la primera sala de consumo de drogas del Reino Unido (Drug Consumption Room - DCR, por sus siglas en Ingles) en Glasgow, aquí hay cinco puntos claves que los opositores deben tener en cuenta.

Las salas de consumo de drogas (DCRs) permiten que las personas que consumen drogas lo hagan en ambientes seguros, con equipo limpio y en presencia de profesionales médicos que pueden evitar que sufran una sobredosis fatal. Además, están altamente capacitados en la prevención de la propagación de virus transmitidos por la sangre (Blood-Borne Viruses - BBV) como el VIH y la hepatitis C.

El Ayuntamiento de Glasgow ha dicho que cualquier instalación de este tipo debe ofrecer "servicios [...] integrales como atención primaria de salud, consejería sobre adicciones y asesoramiento sobre vivienda y bienestar" en los locales. También se están considerando detalles específicos para la instalación, como la inclusión de una sala de inhalación para aquellos que fuman drogas.

Cualquier DCR en Glasgow podría ayudar a las aproximadamente 500 personas que se inyectan drogas públicamente en la ciudad, y combatir las tasas de VIH entre esta población que han aumentado considerablemente en el último año. También ayudaría a combatir las muertes relacionadas con las drogas en Escocia, que se encuentran actualmente en un máximo histórico.

A pesar de la evidencia de su eficacia, la introducción planeada de las salas de consumo de drogas (DCRs) en Glasgow ha enfrentado la condena significativa de la gente que está enojada por que el dinero de los impuestos que pagan podrían ser utilizados en las instalaciones que creen alientan el uso de la drogas.

Afortunadamente, incluso para aquellos sin compasión o interés en el bienestar de las personas que usan drogas, todavía hay muchas maneras en que las salas de consumo de drogas (DCRs) mejorarán a la sociedad en su conjunto.

 

1. Las salas de consumo de drogas (DCRs) garantizan calles más seguras

Entre los años 2012 y 2013, cerca de 2,500 agujas descartables fueron encontradas en las calles de Glasgow, incluso cerca de parques y escuelas. Esto sucede debido a que las personas se inyectan drogas en lugares públicos y no tienen un lugar inmediatamente accesible para deshacerse de la aguja. Las DCRs proporcionan cajas de desecho higiénicas por lo que esto no tiene por qué suceder.

Para los que se oponen a las DCRs, parecería que un niño que es pinchado por una aguja sucia en el patio de recreo es simplemente el daño colateral de la cruzada moral contra el uso o consumo de drogas.

La naturaleza misma de las DCRs mejora la seguridad pública. Al ofrecer un lugar designado para que las personas que consumen drogas consuman con seguridad, hay menos probabilidades de que las personas sean intoxicadas en las calles.

 

2. Las salas de consumo de drogas (DCRs) reducen la propagación de la enfermedad

Un informe del año 2015 del Gobierno Británico encontró que "alrededor de la mitad de los que se inyectan drogas psicoactivas han sido infectados con hepatitis C". Además, en la mayor parte del Reino Unido, las personas que alguna vez se han inyectado drogas son aproximadamente tres veces más propensas de tener el VIH que las que no lo han hecho.

Las DCRs proveen a las personas de agujas y jeringas limpias en ambientes higiénicos para que no haya riesgo de adquirir o propagar una infección dentro de la instalación.

Reducir el riesgo de que las personas que consumen drogas adquieran una enfermedad infecciosa reduce el riesgo para toda la sociedad, ya que tales infecciones pueden propagarse a través del sexo o el parto.

 

3. Las salas de consumo de drogas (DCRs) mejoran el acceso a los servicios de emergencia

Hoy en día, si alguien sufre una sobredosis, se pincha con una aguja sucia, o se vuelve violento públicamente mientras está bajo la influencia de las drogas, los servicios de emergencia serán requeridos para hacer frente a la situación a expensas de los contribuyentes. Cuando la sala de consumo de drogas (DCR) de Glasgow esté operativa, la probabilidad de que se produzca cualquiera de estos problemas disminuirá.

Los profesionales de la salud y la seguridad en la sala de consumo de drogas (DCR) probablemente estarán suficientemente capacitados para manejar estas situaciones, por lo que la policía y los servicios de ambulancia tendrán más tiempo y recursos para hacer frente a otras emergencias.

 

4. Las salas de consumo de drogas (DCRs) pueden reducir la delincuencia

Las fuerzas policiales de todo el Reino Unido están excesivamente sobrepasadas, en particular con la policía de Escocia enfrentando críticas públicas por su pobre respuesta a los crímenes violentos. Una vez que se aperture la sala de consumo de drogas (DCR), la policía podrá concentrarse en crímenes graves; Si una casa está siendo robada, será menos probable que los oficiales más cercanos estén demasiado ocupados arrestando a alguien por posesión de drogas. Y, como ya se mencionó, las DCRs pueden reducir la frecuencia de los disturbios públicos causados por las personas que  se encuentren bajo la influencia de las drogas.

 

5. Las salas de consumo de drogas (DCRs) ayudan a las personas a integrarse en la economía legítima

Las salas de consumo de drogas (DCRs) pueden abordar temas que van mucho más allá del uso de drogas. Proporcionan un espacio para abordar las desigualdades estructurales tales como la pobreza o la falta de vivienda, y pueden vincular a la gente a servicios más amplios de salud física y mental, todos los factores que pueden y mantienen a las personas marginadas. El vínculo de servicio que proporcionan las DCRs puede contribuir positivamente a traer a las personas vulnerables de nuevo a la sociedad.

No hay nada sobre el uso de drogas que inherentemente impida que alguien contribuya positivamente a la sociedad. Pero al forzar el estigma sobre las personas que usan drogas, estamos empujándolas a los márgenes de la sociedad y negándoles cualquier participación en su futuro.

---

Aunque el título dice 'Cinco', hay una última razón por la cual las salas de consumo de drogas (DCRs) deben ser introducidas y que no puede ser ignorado.

6. Las salas de consumo de drogas (DCRs) salvan vidas

En los diez países en donde han sido implementadas, y en todos los diferentes modelos de implementación, ninguna persona ha muerto por una sobredosis de drogas en una sala de consumo de drogas (DCR)

Los opositores a las DCRs afirman que debemos centrarnos en enfoques de recuperación y rehabilitación sin drogas, en lugar de permitir el uso de drogas.

Aunque hay resultados exitosos para algunas personas, la recuperación y la rehabilitación no deben ser las únicas opciones. Es innegable que algunas personas usan drogas, no importa lo que los políticos, la policía o los profesionales de la salud les digan qué hacer. Lo mejor que podemos hacer es asegurarnos de que estas personas estén lo más seguras posible cuando usan drogas y apoyarlas si finalmente deciden reducir su uso o abstenerse.

Esta es la razón por la cual las salas de consumo de drogas (DCRs) importan: usted no puede recuperarse si está muerto.