Candidato Favorito en las Elecciones Presidenciales de Colombia Quiere Terminar con la Guerra Contra las Drogas

Gustavo Petro (Source: Wikimedia)

Uno de los dos principales candidatos en las próximas elecciones presidenciales de Colombia ha denunciado la guerra militarizada contra las drogas del país y su aparente sumisión a los intereses anti-narcóticos de Estados Unidos.

Gustavo Petro - fundador del Movimiento Progresistas y ex alcalde de la capital, Bogotá - ha criticado duramente las políticas de drogas militarizadas por no haber podido contrarrestar el crecimiento de los poderosos cárteles de la droga a nivel nacional y regional. Este fracaso, dice, ha contribuido a la "balcanización del territorio colombiano desde ejércitos privados muy bien armados", refiriéndose a la fragmentación de una región en zonas hostiles o en guerra, como ocurrió en la península de los Balcanes en los siglos XIX y XX.

Hablando el 1 de mayo, Petro dijo que el "enfoque militarista sobre las drogas en Colombia ha sido ineficaz" y que el país debería implementar "políticas sociales en las regiones donde se cultivan drogas [y] ayudar a la gente a escapar de la mafia".

En el año 2013, Colombia recuperó su título como el mayor productor mundial de coca, la materia prima utilizada para la producción de cocaína, y ha visto un aumento continuo desde entonces.

Las autoridades han implementado varias tácticas, en gran medida ineficaces, para acabar con la producción de coca del país. El estado ha proporcionado incentivos financieros para que los agricultores sustituyan la coca por una cosecha diferente, lo que ha resultado un desafío, ya que los agricultores afirman que ganan diez veces más dinero cultivando coca que con cualquier otro cultivo.

El estado también llevó a cabo la erradicación aérea forzada de los cultivos de coca de los agricultores hasta el año 2015, pero esto se suspendió, en parte debido a que el herbicida utilizado fue identificado por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer [the International Agency for Research on Cancer, IARC] como "probablemente cancerígeno para los humanos". No obstante, el gobierno del presidente de los Estados Unidos Donald Trump ha estado presionando para que Colombia reintroduzca esta controvertida medida.

 

Fuente gráfica: InSight Crime

En una entrevista con la revista Newsweek, Petro descartó cooperar con el gobierno de Trump en su implementación de políticas de drogas militarizadas, y describió su nueva idea para reducir el cultivo de coca:

"La guerra contra las drogas es un fracaso, y eso se reconoce en Colombia y en los Estados Unidos, y ha abierto una compuerta de violencia en toda América, desde Baltimore hasta Brasil. Propongo una política agraria a la que llamó sustitución de tierras y democratización de tierras fértiles. Las hojas de coca no crecen en tierras fértiles, y si los agricultores pueden ser llevados a campos cultivables, producirán bienes agrarios básicos que son más rentables".

Petro también ha expresado su oposición a la criminalización de las personas por el consumo de drogas. La creciente tasa de muertes relacionadas con las drogas en los EE. UU., dice, es "una demostración de que la política de EE. UU. es un fracaso". Petro recomendó que Colombia deje de criminalizar a las personas por consumo de drogas y, en su lugar, dirija a las personas que consumen drogas a los servicios de tratamiento.

A pesar de un fallo de la Corte Suprema de Colombia, del año 2011, referente a que la posesión de drogas para uso personal no debe ser criminalizada, miles de personas continúan siendo procesadas por simple posesión. El número de personas encarceladas por delitos de drogas en el país aumentó de 6,000 en el año 2000 a más de 24,000 en el año 2016, según un informe de Release, el centro especializado en drogas y legislación sobre drogas del Reino Unido.

Tal vez uno de los elementos más notables del enfoque de Gustavo sobre la guerra contra las drogas en Colombia no reside en sus políticas de drogas, sino en su enfoque del bienestar social y económico, que según él están intrínsecamente vinculados con el crimen:

"[Debemos avanzar] en un acuerdo con la sociedad en la búsqueda de reformas sociales para hacer de Colombia, uno de los países más desiguales del mundo, una nación justa. Si no reconocemos que esta es la causa raíz del narcotráfico, la violencia o la pobreza, entonces estamos teniendo una visión distorsionada de nuestro país ".

Petro lideró las encuestas en marzo, según el Centro Nacional de Consultoría de Colombia, pero recientemente fue superado por el candidato derechista Iván Duque. La elección presidencial del país tendrá lugar el 27 de mayo, ya que el actual presidente, Juan Manuel Santos, ha llegado a su límite de mandato.