Drugs and Me crea la primera cabina de información sobre reducción de daños en Malta

La casilla de Drugs and Me en The Bubble, septiembre de 2019. Fuente: Karen Mamo

Mediante el uso de folletos informativos sobre el alcohol, la ketamina, el cannabis, la cocaína y la mdma, Drugs and Me alentó a los asistentes al festival a usar y promover los principios de reducción de daños y a educar a sus amigos para que sean responsables y siempre vayan despacio.

El mes pasado, Drugs and Me estuvo en Malta para participar en el festival anual The Bubble, un festival de cambio. El puesto de información de Drugs and Me proporcionó educación sobre reducción de daños a participantes locales y extranjeros y alentó un enfoque más responsable del uso de drogas en general.

El informe del país de 2019 del Observatorio Europeo de las Drogas y la Toxicomanía explica que la Política Nacional de Drogas de Malta se remonta a 2008. La política se basa en seis pilares y busca abordar los problemas de drogas ilícitas, el abuso de alcohol y medicamentos recetados a través de principios legales, judiciales, de salud y reducción de daños. En los últimos 11 años, la política ha sido crucial para reducir con éxito la cantidad de enfermedades infecciosas relacionadas con el consumo de drogas por vía intravenosa. No obstante, parece haber una laguna en las esferas educativas y de reducción de daños.

La información más accesible en línea continúa abordando el enfoque Just Say No (Solo Di No), predicando la abstinencia como la única opción cuando se trata con el uso ilegal de sustancias. Los manuales educativospromovidos en escuelas y centros juveniles solo se centran en las consecuencias negativas para la salud, legales y económicas del uso de sustancias sin proporcionar una comprensión adecuada de por qué las personas usan drogas y las formas de mitigar el daño. Además, el material educativo y los ejemplos proporcionados están abrumadoramente desconectados de las experiencias de la vida real y no brindan un espacio seguro para el debate.

Las personas que se acercaron a la casilla de Drugs and Me, especialmente los jóvenes, expresaron gran curiosidad sobre los principios de reducción de daños y el material educativo sobre drogas basado en la evidencia. Las personas estaban ansiosas por aprender más sobre cómo divertirse y estar seguros. Muchas personas agradecieron a Drugs and Me por la iniciativa y esperaban ver más iniciativas en la isla.

Es interesante observar que una gran mayoría de las personas que se acercaron al puesto de información estaban interesadas en que se introdujeran instalaciones para pruebas de drogas en los terrenos de festivales en Malta, destacando que estas ya están disponibles en los principales festivales de música en Europa y Estados Unidos.

Al considerar la falta de material educativo accesible y actualizado y las respuestas muy positivas y el entusiasmo de las personas que visitan la cabina de información para obtener más información sobre la seguridad al usar sustancias legales e ilegales, queda claro que se necesitan más recursos sin prejuicios e información urgentemente para proporcionar a los jóvenes y adultos malteses herramientas de reducción de daños y enfoques basados ​​en la evidencia para el uso de drogas. 

 

* Karen Mamo es ciudadana maltesa, tiene una maestría en Resolución de Conflictos y Seguridad Mediterránea y un gran interés en la reforma de la política de drogas. Actualmente también está matriculada para una Maestría en Ciencias