El color de la piel influye en la penalización por drogas

Un nuevo informe demuestra que las políticas y acusaciones por delitos de posesión de drogas en Inglaterra y Gales están indudablemente enfocadas en la comunidad negra y minorías étnicas. Este informe se centra en la disparidad de cifras en el llamado "stop and search" (registros aleatorios a cualquier ciudadano), arrestos, acusaciones y sentencias y demuestra claramente que las leyes en cuanto a drogas en el Reino Unido son un conductor importante de la desproporcionalidad que existe en el sistema de justicia criminal en relación con la comunidad negra.

El informe lanzado por LSE (London School of Economics) y Release muestra que la política de drogas está dominando los registros aleatorios, que mucha de esta actividad está enfocada en delitos leves por posesión de drogas, y que las personas negras y asiáticas están siendo desproporcionadamente el principal objetivo. Niamh Eastwood, Director Ejecutivo de Release y co-autor del informe, declara: ”este informe muestra que los registros aleatorios no son para encontrar pistolas o cuchillos, sino que la policía patrulla y busca de manera activa a personas que estén en posesión de una pequeña cantidad de drogas, principalmente cannabis”.

  • Más del 50% de los registros aleatorios son por drogas, el 10% son por armas ofensivas y menos de un 1% por pistolas.
     
  • La policía de Inglaterra y Gales registran aleatoriamente por drogas a una persona cada 58 segundos.
     
  • De los más de medio millón de registros aleatorios por drogas llevados a cabo en 2009/2010 sólo el 7% terminó en detención.
     
  • En 2009/2010 tuvieron lugar 10 registros aleatorios por drogas por cada 1.000 personas en Inglaterra y Gales. Las personas de etnia negra fueron registrados aleatoriamente por drogas 6,3 veces más que las personas blancas, 2,5 veces más las personas de etnia asiática, y aquellos con mezcla de etnias fueron registrados aleatoriamente el doble que los de etnia blanca. Todo esto a pesar del hecho de que el uso de drogas es más bajo entre las personas negras y asiáticas en comparación con las personas blancas.
     
  • Las personas de piel negra son detenidas por delitos de drogas 6 veces más que las de piel blanca, y las asiáticas casi dos veces más que las blancas.
     
  • Es más frecuente que las personas de piel negra reciban una respuesta más severa de la policía por posesión de drogas. En 2009/2010 el 78% de las personas negras detenidas con posesión de cocaína por la policía metropolitana de Londres tuvieron cargos por este delito y sólo el 22% recibieron amonestaciones. En comparación el 44% de las personas blancas tuvieron cargos por lo mismo y el 56% recibieron amonestaciones.
     
  • Las personas negras detenidas en posesión de cannabis por la policía metropolitana de Londres reciben una advertencia sobre cannabis con menos frecuencia que las blancas, y tienen 5 veces más cargos que ellas.
     
  • Las acusaciones por posesión de drogas no dejan de ser altas y son principalmente por posesión de cannabis. En 2010, el Crown Prosecution Service (Servicio de Acusaciones de la Corona) tuvo más acusaciones por posesión de drogas que ningún otro año desde la introducción de la Ley sobre el Mal Uso de Drogas de 1971: 43.406 personas fueron declaradas culpables por posesión de drogas. El 60% de ellas por cannabis.
     
  • Black people are subject to court proceedings for drug possession offences at 4.5 times the rate of whites, are found guilty of this offence at 4.5 times the rate, and are subject to immediate custody at 5 times the rate of white people.  
     
  • La gente de piel negra está 4,5 veces más sujeta a procesos judiciales por delitos de posesión de drogas que la gente de piel blanca, son declarados culpables por ello 4,5 veces más, y son objeto de custodia inmediata 5 veces más que la gente de piel blanca.
     
  • Una vez llevados a los tribunales, las personas negras con menos frecuencia reciben una sentencia de aplazamiento por delitos de drogas que las personas blancas.
     
  • Cada año, aproximadamente 80.000 personas en Inglaterra y Gales son condenadas o amonestadas por posesión de drogas. En el período de 15 años de 1996 a 2011, 1,2 millones de expedientes se han generado como resultado de las leyes sobre posesión de drogas.

Michael Shiner, co-autor del informe y catedrático del departamento de política social de la London School of Economics ha dicho: “Es chocante que los agentes de policía estén dedicando tanto tiempo centrándose en delitos menores de drogas, en vez de centrarse en problemas más serios. Esto no es el resultado de una estrategia tomada con cuidado, sino la consecuencia imprevista de reformas que han creado una estructura de incentivos perversa, premiando a los agentes por perseguir presas fáciles en lugar de hacer un buen trabajo de policía. Aunque es difícil ver algún beneficio en términos de atajar los delitos serios o promover la seguridad pública, hay costes reales, incluyendo las innecesarias infracciones en la libertad de las personas, la discriminación contra minorías y la pérdida de credibilidad y confianza en la policía”.

Eastwood continua diciendo: “Las personas negras tienen expedientes delictivos con más frecuencia que las blancas, se les lleva a los tribunales con más asiduidad y también son más multados o encarcelados por delitos de drogas por la manera en que son controlados por la policía, no porque utilicen más las drogas. A pesar de los llamamientos a la policía para reformar los registros aleatorios, poco ha cambiado en las últimas 3 décadas, es por ello que el Gobierno necesita tomar medidas y cambiar la ley. La despenalización de delitos por posesión de drogas terminaría el innecesario registro aleatorio de cientos de miles de personas inocentes cada año y eliminaría una fuente significativa de discriminación con todas sus dañinas consecuencias.

Puedes leer el artículo e informe completo en inglés haciendo click aquí y también compartirlo.

Este informe es el Segundo de una serie de informes que en la ONG británica “Release” hemos publicado para apoyar nuestra campaña ‘Drugs - It’s Time for Better Laws’  (“Drogas, es el Momento de Mejorar las Leyes”). Esta campaña se lanzó en Junio de 2011 y la organización escribió una carta al Primer Ministro Británico, David Cameron, pidiendo una revisión de las políticas de drogas actuales y promoviendo la despenalización de posesión de drogas (a través de lo cual sanciones no criminales, y en algunos casos sin sanciones, fueron aplicadas a la posesión de algunas o todo tipo de drogas).
Esta carta fue respaldada por personalidades tan conocidas como el cantante Sting, Richard Branson, el miembro del parlamento Caroline Lucas y la Baronesa Meacher, quienes recibieron una cobertura mediática significativa.