El Ministerio de Salud de Grecia Prevé Salas de Consumo de Drogas

Parlamento griego (Fuente: Wikimedia)

El Ministerio de Salud griego está preparando una enmienda legislativa para permitir la apertura de salas de consumo de drogas en Atenas, luego del reclamo de una universidad agobiada por el uso generalizado de drogas en público.

De ser aprobadas, las salas de consumo de drogas (DCR, por sus siglas en inglés), proporcionarán un entorno higiénico y equipos asépticos para que las personas consuman drogas bajo la supervisión de personal médico capacitado, según el periódico griego Ekathimerini. El personal a cargo llevará un registro de los usuarios del servicio, dijo el ministro de Salud, Andreas Xanthos.

El anuncio del Ministerio, a fines de octubre, se produjo después de que la Universidad de Economía y Negocios de Atenas advirtiera que podría tener que cerrar debido al número abrumador de personas que usan drogas en el área del campus.

“En los últimos años, la [universidad ha enfrentado] problemas difíciles y complejos debido, entre otras cosas, a la degradación que se ha producido en el área más amplia de sus instalaciones y en el centro de la ciudad de Atenas [...] debido a la presencia de drogadictos”, dijo un portavoz de la universidad.

“El problema [puede atribuirse a] una vigilancia policial deficiente, y también implica a otras áreas de políticas, tales como las políticas de salud, de educación, de estructuras de apoyo social, de higiene, de estética urbana y, en general, de aplicación de la ley”, añadió el portavoz.

Como TalkingDrugs ha informado, las DCRs brindan una amplia gama de ventajas a las personas que no consumen drogas, pero que viven o trabajan en las cercanías de tales instalaciones. Las DCRs reducen los residuos potencialmente peligrosos de drogas, mejoran el acceso del público a los servicios de emergencia, pueden reducir la delincuencia en general y ayudan a integrar a las personas marginadas en la economía legítima, brindando beneficios financieros a la sociedad toda.

Sin embargo, lo más importante [es que] las DCRs - que ya están implementadas en ocho países europeos, Australia y Canadá - han probado que pueden mejorar los resultados de salud para las personas que consumen drogas.

Las DCRs evitan que se produzcan sobredosis letales, ya que los profesionales de la salud supervisan el consumo de las personas y, por lo tanto, están en condiciones de administrar naloxona, un medicamento que revierte [los efectos de] las sobredosis de opioides cuando es necesario. En todo el mundo, jamás se ha producido una muerte por sobredosis dentro de una DCR.

Otro beneficio destacado de la apertura de DCRs en Grecia es que estas instalaciones reducen la propagación de enfermedades infecto-contagiosas, gracias a la provisión de material aséptico. Como el Centro Europeo de Monitoreo de Drogas y Drogadicción ha descubierto, Grecia tiene en la actualidad una de los índices más altos de la UE con respecto a casos de VIH de diagnóstico reciente, atribuidos al uso de drogas inyectables, teniendo Atenas una de las tasas más altas dentro del país.

Las DCRs también brindan a los grupos marginales, como las personas sin techo o con problemas de salud mental, la oportunidad de aprender sobre las medidas de reducción de daños y sobre las opciones de tratamiento. Para muchos usuarios de [este] servicio, el mismo puede ser su única [oportunidad de] interacción con profesionales de la salud.

Tras la finalización por parte del Ministerio de Salud de la enmienda legislativa relativa a las DCRs, el documento será presentado ante el Parlamento para su consideración.