El Narcotráfico Incentiva el Conflicto en el Estado de Rakhine en Myanmar, Advierte Kofi Annan

Kofi Annan, Presidente de la Comisión Asesora sobre el Estado de Rakhine, habla sobre la situación en Myanmar

Kofi Annan, Presidente de la Comisión Asesora sobre el Estado de Rakhine, habla sobre la situación en Myanmar (Fuente: Youtube)

Un nuevo informe co-publicado por Kofi Annan ha advertido que la escalada del conflicto armado en el estado de Rakhine, en Myanmar, está siendo parcialmente incentivado por el narcotráfico.

En la mañana del 25 de agosto, por lo menos 71 personas murieron durante las redadas de los militantes en puestos de la policía estatal en Rakhine, uno de los estados más pobres de Myanmar. La violencia se entiende como parte de un conflicto de larga data entre las comunidades musulmanas rohingya, que han enfrentado un desplazamiento generalizado y graves violaciones de los derechos humanos como resultado de la acción del gobierno, y el estado de Myanmar - que afirman que los rohingya son inmigrantes ilegales de Bangladesh.

El derramamiento de sangre se produce justo un día después de que un informe fue publicado por la Comisión Asesora sobre el Estado de Rakhine, presidido por Kofi Annan, ex Secretario General de la ONU. El informe, titulado Hacia un futuro pacífico, justo y próspero para el pueblo de Rakhine, advierte que el tráfico de drogas en Rakhine ha "aumentado significativamente en los últimos años [con] enormes cantidades de drogas (principalmente metanfetamina o yaba) [que fueron] confiscados por funcionarios de Myanmar a lo largo de la frontera con Bangladesh".

Según el informe, la producción y el tráfico de drogas han alimentado el conflicto en Rakhine y en otros lugares de Myanmar en los últimos años. El informe señala que las milicias no estatales -como el Ejército de Salvación de Arakan Rohingya- están utilizando los ingresos del tráfico para financiar actividades violentas y acusa a los funcionarios corruptos del Estado de "facilitar" el tráfico de drogas.

The Myanmar Times informa que 98 millones de píldoras de metanfetamina fueron incautadas por las autoridades de todo el país en el año 2016. The Asia Times informa que se han producido numerosas redadas a gran escala en busca de metanfetaminas en Rakhine; incluyendo a un monje budista que fue encontrado con cuatro millones de píldoras de metanfetamina en febrero, y dos militares de Myanmar que fueron encontrados con más de 400,000 píldoras en el mes de mayo.

 

Personas desplazadas de Rohingya en el estado de Rakhine (Fuente: Wikimedia)

Junto con la contribución a la violencia comunal, el tráfico ilegal de drogas en Rakhine presuntamente tiene un impacto perjudicial sobre el bienestar de las personas de una manera menos abierta. "Las personas de todas las comunidades expresaron su profunda preocupación por el [tráfico de drogas], lo que aumenta significativamente su vulnerabilidad. La pobreza y los malos servicios sociales pueden ser un factor importante para animar a las personas a involucrarse en la delincuencia relacionada con la droga o para que ellos mismos usen drogas", afirma el informe.

El informe describe varias recomendaciones para que el gobierno de Myanmar implemente para reducir los daños del uso de drogas, tráfico de drogas y violencia relacionada:

●     El Gobierno de Myanmar debe adoptar un enfoque holístico antidrogas basado en la salud pública, la seguridad de la comunidad, los derechos humanos y el desarrollo. Como las actividades ilegales tienden a prosperar en las zonas de conflicto, el Gobierno debe esforzarse por lograr la inclusión social, económica y política de la comunidad musulmana en el norte del estado de Rakhine. Como tal, el Gobierno debe tratar de aumentar el acceso a los servicios públicos y aumentar las oportunidades de medios de subsistencia eliminando las restricciones a los desplazamientos.

●     El Gobierno debe fortalecer los servicios de salud y de reducción de daños para los usuarios de drogas y velar por que el uso de esos servicios sea voluntario.

●     El Gobierno debe intensificar sus esfuerzos para combatir la corrupción en los organismos de seguridad que operan a lo largo de la frontera entre Myanmar y Bangladesh

●     En sus esfuerzos de aplicación de la ley, el Gobierno no sólo debe centrarse en los usuarios o distribuidores de bajo nivel, sino más bien concentrar sus esfuerzos en identificar y enjuiciar a los principales productores y barones de la droga.

La implementación de políticas para reducir la marginación de los rohingyas y mejorar su inclusión dentro de la sociedad y la economía en general podría ser un paso importante en la subvaloración de las prácticas de tráfico ilícito. El apoyo de la Comisión a las políticas de reducción de daños también es importante, dado el potencial de aumento del uso problemático que surge de una creciente abundancia de drogas no reguladas entre una población empobrecida que busca escapar de la violencia y la marginación.

En un comunicado publicado junto con el informe de la Comisión, Kofi Annan advirtió que "no hay tiempo para perder [porque] la situación en el estado de Rakhine se está volviendo más precaria".

"Mi ferviente esperanza ahora es que todos los interesados sigan sin demora las recomendaciones de la Comisión", agregó. "Al hacerlo, se asegurará un futuro pacífico, justo y próspero para el Estado de Rakhine y su gente".