Entrevista con Chris Ford

Chris Ford es médico y fundadora de International Doctors for Healthy Drugs Policies (IDHDP). Lleva trabajando con consumidores desde hace más de 20 años y está  reconocida como una experta en el ámbito de reducción de daños en todo el mundo. Dr. Ford ha discutido su trabajo recientemente son Jack Grundy de TalkingDrugs, un proyecto financiado por la Open Society Foundations.    

¿ De qué manera su trabajo como médico le llevó a considerar la importancia de la reforma de las políticas sobre drogas?  

En los últimos años me di cuenta que había una gran diferencia entre lo que sabemos que funciona y usamos en la práctica; y las políticas de drogas hechas por profesionales no médicos y políticos que no tienen conocimiento práctico y no conocen ni trabajan con gente que usa drogas y/o que están en tratamiento.

Entonces el año pasado en la conferencia de la Asociación Internacional de Reducción de Daños en Bangkok, mientras escuchaba a un orador que no sabía que el Tratamiento de Substitución Opiácea (TSO) es un arma efectiva en la prevención del HIV decir que forzar a la gente a la abstinencia era la única manera me llevó a la acción. Hay un número de intervenciones basadas en evidencias bien establecidas que reducen el daño del consumo de drogas a individuos y a comunidades y que son ignoradas al hacer política, y yo siento que los médicos están en una fuerte posición para combatir esto.

¿Cómo afecta un enfoque basado en la justicia criminal hacia el consumo de drogas nuestra capacidad para abordar la infección  HIV/SIDA?  

La inyección de drogas y el HIV son problemas sociales y sanitarios que tienen que ser abordados mediante pautas sociales y sanitarias. La criminalización de la gente que se inyecta les sumerge y les fuerza a realizar peligrosas prácticas para evitar el sistema de justicia criminal. El tener leyes y políticas basadas en el cumplimiento de la ley ha demostrado no solo ser inefectivo si no que también   crea más violencia y dispara el numero de problemas relacionados con salud y drogas incluyendo el HIV. 

Esto parece que está ocurriendo en muchos países en distintos niveles; por ejemplo algunos países usan la pena de muerte, tortura y/o cárcel por consumo de drogas mientras que otros, por ejemplo el UK, no suministran programas de intercambio ni de agujas ni de jeringuillas en las cárceles. Ambos ejemplos tienen efectos devastadores en individuos y comunidades.

¿Cuáles  son las metas de International Doctors for Healthy Drug Policies y como le gustaría que su organización las llevase a cabo?

Nuestra meta es aumentar la participación de los médicos en la reforma en materia de drogas. Porque existe un espacio entre la práctica basada en evidencia y la política de drogas en muchos países, nosotros deseamos hacer un lobby internacional para promover la reducción de daños. Creemos que los médicos están en una posición fuerte para ayudar a conseguir esto. También queremos ayudar a los médicos en sus distintos países o regiones promoviendo objetivos y declaraciones que desarrollen reducción de daños y políticas de drogas saludables. 

La red de la organización es también para que los médicos compartan sus experiencias y buenas prácticas en la reducción de los daños económicos y sociales de la gente que consume drogas  así como una fuente de información para nuestros colegas médicos acerca de reformas políticas y reducción de daños.      

El interés y rápido crecimiento de la red desde su creación el año pasado ha sido muy alentador por no decir tremendamente excitante. Nuestros futuros planes de desarrollo incluyen el establecer una estrategia de comunicación y utilizar la tecnología para alcanzar nuestra afiliación global; alcanzar países que no están representados en la lista (países en vías de desarrollo) y el convertirnos en un lobby- como un grupo de gente que trabaja con gente que usa drogas y por consiguiente tiene más experiencia que los demás.   

Su organización apoya la Declaración de Viena,  ¿Por qué instaría a otros a hacer lo mismo?

Si, apoyamos la Declaración de Viena totalmente y animamos a todos a firmarla. La hemos distribuido a través de todas nuestras redes. La declaración encaja completamente con nuestras intenciones mediante la llamada a la incorporación de evidencia científica a políticas de drogas ilícitas.