1. Inicio
  2. Artículos
  3. Rehabilitación basada en la fe versus terapia de sustitución de opiáceos en Rusia: ¿Qué decidirá el TEDH?

Rehabilitación basada en la fe versus terapia de sustitución de opiáceos en Rusia: ¿Qué decidirá el TEDH?

Desde octubre de 2015 hasta enero de 2016, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos recibió los últimos documentos del caso Kurmanayevskiy, Abdyusheva y Anoshkin contra Rusia. Estas son declaraciones de ONG rusas involucradas en la rehabilitación de drogas: el Gremio Narcológico Independiente, la Asociación de Centros de Rehabilitación del Cáucaso del Norte, ROO "Zdorovoye Stavropolye", así como el Centro de Rehabilitación Metropolitano St. Ioann of Kronshtadt "Voskreseniye". Todas estas organizaciones hicieron declaraciones en contra de la terapia de sustitución de opiáceos y hablaron sobre su ineficacia, incluso a través de referencias a la experiencia de Crimea.

Además del Gremio Independiente de Tratamiento de Drogas, el resto de estas ONG representan programas de rehabilitación basados ​​en la fe sobre los que estaban informando al TEDH. La declaración del Centro de Rehabilitación St. Ioann of Kronshtadt contenía múltiples citas del Testamento. La Federación de Rusia expresó su pleno apoyo a la declaración de estos terceros. Específicamente, según la Federación de Rusia, “La visión de la adicción a las drogas como una pasión pecaminosa destructiva permite explicar a un adicto a las drogas (y hacerlo claramente y desde una perspectiva espiritual especial) la verdad científica innegable de que 'la adicción a los estupefacientes constituye un mal grave para el individuo y está plagada de peligros sociales y económicos para la humanidad', que se afirma en el Convención Única sobre Estupefacientes de 1961."

Este artículo fue publicado por primera vez por Fundación Andrey Rylkov para la Salud y la Justicia Social. Puedes leer el original aquí.

Anteriormente, ocho organizaciones y funcionarios internacionales habían apoyado a los demandantes y la terapia de sustitución de opiáceos en general. La lista de partidarios incluía al Relator Especial sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes; Enviado Especial del Secretario General de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA en Europa del Este y Asia Central; el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el SIDA; Médicos Internacionales por Políticas de Drogas más Saludables; Observador de derechos humanos; Internacional de Reducción de Daños; la Red Euroasiática de Reducción de Daños y la Red Legal Canadiense de VIH/SIDA. Las declaraciones de estas organizaciones y funcionarios se basaron en la evidencia de la eficacia de la terapia de sustitución de opiáceos y la necesidad de eliminar la prohibición de TSO en base a las directrices internacionales, así como las normas y principios de los derechos humanos.

Por lo tanto, hoy podemos trazar una línea en este proceso de comunicación y señalar que el TEDH se enfrenta a la difícil tarea de decidir si la prohibición de OST va más allá de la discreción de las autoridades rusas.

Los demandantes creen que definitivamente va más allá de la discreción de las autoridades rusas. Justifican su posición refiriéndose a múltiples ejemplos de investigación científica y a las posiciones de organizaciones internacionales como la ONU y el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías.

Las autoridades rusas creen que esto no va más allá de su discreción porque la prohibición de OST resulta de su responsabilidad de prevenir las amenazas a la vida de las personas causadas por el envenenamiento con metadona, de su responsabilidad de prevenir que las drogas se filtren al mercado negro; al mismo tiempo, Rusia tiene un sistema de tratamiento efectivo (como lo demuestran las declaraciones de las ONG rusas), y la OST es ineficaz tal como es, como lo demuestra la situación en Crimea, y no existe una posición común sobre este tema a nivel mundial. Al mismo tiempo, las autoridades rusas no proporcionan ninguna referencia a la literatura de investigación o su tratamiento de los resultados de la investigación y las estadísticas internacionales está sesgado a su favor.

Paralelamente, el representante de Rusia ante el TEDH, Georgy Matyushkin, es un participante activo en foros rusos e internacionales donde explica que al prohibir OST las autoridades rusas no violan las normas del derecho internacional porque todo lo que los demandantes se refieren en su comunicación son recomendaciones que las autoridades no están obligadas a implementar. En marzo de 2015, en Ginebra, el Sr. Matyushkin informó al Comité de Derechos Humanos de la ONU al respecto. El Comité, sin embargo, no apreció los argumentos del Sr. Matyushkin y expresó su preocupación por la prohibición legislativa de TSO y otras violaciones de los derechos de las personas que consumen drogas. El 2 de diciembre de 2015, en Moscú, el Sr. Matyushkin visitó un congreso internacional de organizaciones que trabajan en el tratamiento y rehabilitación de drogas sobre la base de la abstinencia total de drogas (el congreso fue presidido por el miembro del parlamento S. Zheleznyak). Allí se apreció su discurso junto a otras sugerencias como el tratamiento forzoso de drogas.

Tanto los demandantes como las autoridades esperan ahora que el TEDH indique la fecha de su revisión del caso. Mientras tanto, Rusia ha registrado oficialmente su millonésima persona que vive con el VIH.

Publicación anterior
Con las semillas plantadas, las ventas de cannabis en Uruguay podrían comenzar a fines de 2016
Publicación siguiente
La naloxona ya está disponible sin receta en Canadá

Contenido relacionado