Florida Presenta Leyes de Condena Draconianas en Intento por Frenar la Crisis del Fentanilo

(Fuente: Pixabay)

Una nueva legislación estadounidense en el estado de Florida impondrá condenas mínimas estrictas y obligatorias a las personas encontradas en posesión de fentanilo, mientras que aquéllas que lo vendan a otros que luego sufriesen una sobredosis, podrán ahora ser acusadas de homicidio y, por ende, enfrentar la pena de muerte.

El Proyecto de Ley 477 de la Cámara de Representantes sobre Sustancias Reguladas (HB 477) fue convertido en Ley el 14 de junio con la firma del gobernador de Florida, Rick Scott. La legislación está dirigida principalmente a frenar el uso del fentanilo, un poderoso opioide - considerado 100 veces más potente que la morfina - que ha sido vinculado con el reciente aumento en el número de muertes por sobredosis en Florida y en toda Norteamérica. Algunas personas elijen comprar y usar fentanilo, pero esta sustancia está a menudo mezclada subrepticiamente con lotes de heroína sin que el comprador lo sepa.

En la primera mitad de 2016, hubo 704 muertes relacionadas con el fentanilo en Florida. 

Bajo la nueva normativa HB 477, cualquier persona hallada en posesión de entre 4 y 14 gramos de fentanilo, recibirá una sentencia mínima obligatoria (MMS, por sus siglas en inglés) de al menos 3 años de prisión y deberá pagar una multa de 50.000 dólares. La posesión de entre 14 y 28 gramos resultará en una condena de 15 años de prisión y una multa de 100.000 dólares. Quien posea más de 28 gramos será penado con 25 años de prisión y una multa de 500.000 dólares.

Las disposiciones de la nueva Ley no diferencian entre el fentanilo puro y mezclas que contengan fentanilo. Por lo tanto, alguien hallado en posesión de 4 gramos de heroína que contenga una cantidad minúscula de fentanilo se enfrentará a una condena obligatoria de 3 años de reclusión.

Como punto de referencia, bajo la ley de Florida, el delito de asalto agravado por uso de arma de fuego se pena con una sentencia obligatoria de 3 años.

La normativa también introduce nuevas reglas de condena draconianas para las personas que venden drogas. “Si se comprueba” que el fentanilo comprado ilegalmente, o ciertos otros opioides, “son la causa inmediata de la muerte del usuario”, a partir de ahora el vendedor será acusado de homicidio en primer grado. La sentencia obligatoria por homicidio en primer grado en el estado de Florida es prisión perpetua sin opción a libertad condicional, o pena de muerte - por inyección letal o silla eléctrica.  

Alguien condenado por la venta ilegal de opioides que condujeron a una muerte puede ahora enfrentar la pena de muerte en la sala de inyección letal de Florida (Fuente: Wikimedia)

Greg Newburn, Director de Políticas del estado de Florida para Familias Contra Mínimas Obligatorias (FAMM, por sus siglas en inglés), dice que las penas mínimas obligatorias por delitos de drogas no son un concepto nuevo en su estado, y que el enfoque ha fracasado manifiestamente en el logro de sus objetivos en el pasado.

“Hay más detenciones por drogas, ingresos carcelarios por drogas y muertes por sobredosis en la Florida de hoy que en 1999, cuando Florida re-estableció mínimos obligatorios severos para los delitos de narcotráfico de bajo nivel,” declaró Newburn a TalkingDrugs, refiriéndose a la introducción en 1999 de sentencias mínimas obligatorias en los estatutos de Florida, que incluían penas de prisión que oscilaban entre 3 y 25 años por delitos de drogas.

“Esta es - inequívocamente - una mala estrategia, y los contribuyentes de Florida se verán en un predicamento debido a las involuntarias y costosas consecuencias de la misma en los años venideros.”

El mensaje de Newburn fue compartido por Tony Papa de la Alianza sobre Políticas de Drogas, quien experimentó la severidad de la condena obligatoria por drogas en carne propia, y ahora hace campañas a favor de la reforma de las leyes antidroga estadounidenses.

Papa, quien fue condenado a prisión perpetua con 15 años de mínimo para acceder a la libertad condicional por un primer delito de drogas no violento, le dijo a TalkingDrugs que la pena mínima obligatoria “es un veneno que ha destruido nuestro sistema de justicia penal… [que ha] contribuido significativamente a dejar en quiebra a los estados, llenando sus campos de concentración con usuarios de drogas no violentos.”

“El uso de condenas mínimas obligatorias no contribuirá en nada para reducir la crisis del fentanilo porque no se puede salir del problema del uso o adicción a las drogas cerrando caminos”, advirtió. “En vez de adoptar un criterio de mano dura como hace el Gobernador Rick Scott, se debería formular una estrategia más inteligente que invirtiese los recursos públicos en [educación] y opciones de tratamiento.”

De hecho, hay una serie de medidas de reducción de daños que serían efectivas para contrarrestar la crisis del fentanilo en Florida, incluyendo pruebas forenses de drogas para determinar si un lote de heroína contiene fentanilo, la creación de instalaciones de inyección supervisadas (también conocidas como salas para consumo de drogas), y un suministro más amplio de naloxona, la droga antídoto para las sobredosis. La legislación HB 477 incluye una disposición que permite a los socorristas poseer y administrar sustancias antagonistas de los opioides, tales como la naloxona, pero es poco probable que esto sea efectivo cuando se trata de llegar a muchas comunidades.

Hasta que los legisladores de Florida adopten - con respecto al uso del fentanilo y otros opioides - un criterio compasivo y orientado a la salud, parece poco probable que la crisis de las sobredosis termine pronto. 

Si Ud., o alguien que Ud. conoce, usa o puede encontrar fentanilo, asegúrese de leer nuestras Recomendaciones sobre Reducción de Daños.