Glosario de Términos - Descriminalización de las Drogas en Todo el Mundo

Ver mapa de datos de Descriminalización de las Drogas

Las definiciones incluidas en este glosario han sido desarrolladas por Release, el International Drug Policy Consortium y Harm Reduction International.

Drogas - es una referencia abreviada para las sustancias programadas en virtud de los tratados internacionales de control de drogas o, si no están sujetas a control internacional, controladas bajo los marcos legales nacionales.

Descriminalización - es la eliminación de las sanciones penales por una actividad. En algunos sistemas legales, las sanciones penales se sustituyen por sanciones civiles y, en otros, no se aplican sanciones. En el contexto de la política de drogas, la descriminalización se ha aplicado en gran medida a la posesión de drogas para uso personal, el cultivo de cannabis para uso personal y el intercambio de drogas programadas donde no hay ganancias financieras

Descriminalización de jure - es donde el marco legal ha sido consagrado en la ley a través de estatutos o decisiones de tribunales constitucionales.

Descriminalización de facto - es donde la actividad seleccionada sigue siendo un delito penal en los estatutos, pero la ley no se aplica, esto se logra en gran medida a través de pautas formales de la policía o la fiscalía.

Legalización - es un proceso mediante el cual todos los comportamientos relacionados con las drogas (uso, posesión, cultivo, producción, comercio, etc.) se convierten en actividades legales. Dentro de este proceso, los gobiernos pueden optar por adoptar leyes y políticas administrativas para regular la producción, distribución y uso de drogas, limitando la disponibilidad y el acceso. Este proceso se conoce como “regulación legal”.

Regulación legal - se refiere a un modelo mediante el cual el cultivo, la fabricación, el transporte y la venta de drogas seleccionadas se rigen por un régimen regulatorio legal. Este régimen puede incluir regulaciones sobre precio, potencia, empaque, producción, tránsito, disponibilidad, comercialización y / o uso, todo lo cual es aplicado por las agencias estatales.

Cantidades umbral - se refiere a la cantidad de drogas que se utiliza para indicar si un individuo posee una sustancia controlada para su uso personal, o cualquier otra actividad que se despenalice, y como tal no debe estar sujeto a sanciones penales. Cuando las cantidades umbral son vinculantes, hay una aplicación estricta de la ley y alguien atrapado con cantidades superiores al umbral está sujeto a sanciones penales por posesión o, en algunos casos, es tratado como traficante. Las cantidades umbral indicativas se utilizan como guía para los organismos encargados de hacer cumplir la ley. En ese caso, una persona atrapada por encima del límite puede beneficiarse del modelo despenalizado si no hay evidencia de suministro. Algunas jurisdicciones no tienen cantidades umbral, prefieren utilizar términos como cantidad “pequeña” o “razonable”, y la decisión sobre si la actividad está destinada para uso personal se toma utilizando otras consideraciones.

Sanciones administrativas / civiles - son sanciones que operan fuera del sistema de justicia penal y, como tales, no generan antecedentes penales. Los ejemplos de sanciones administrativas pueden incluir: multas, confiscación de documentos como pasaportes o licencias de conducir, o una derivación al tratamiento.

Suspensión de procedimientos - es cuando los procedimientos contra una persona se suspenden por un período prescrito. Si el individuo no se presenta ante el panel relevante dentro de ese período de tiempo, no se toman medidas adicionales. En el caso de despenalización, este será un panel administrativo o civil.

Reducción de daños - se refiere a políticas, programas y prácticas que apuntan a minimizar los impactos negativos en la salud, sociales y legales asociados con el uso de drogas, las políticas de drogas y las leyes de drogas. La reducción de daños se basa en la justicia y los derechos humanos: se enfoca en un cambio positivo y en trabajar con personas sin juicio, coerción, discriminación o exigiendo que dejen de usar drogas como condición previa de apoyo. La reducción de daños abarca una gama de servicios y prácticas sociales y de salud que se aplican a las drogas ilícitas y lícitas. Estos incluyen, entre otros, salas de consumo de drogas, programas de agujas y jeringas, iniciativas de vivienda y empleo no basadas en la abstinencia, control de drogas, prevención y reversión de sobredosis, apoyo psicosocial y la provisión de información sobre el uso seguro de drogas. Enfoques como estos son rentables, basados ​​en evidencia y tienen un impacto positivo en la salud individual y comunitaria.

Ver mapa de datos de la Descriminalización de Drogas

Traduction de Carolina Villanueva Gonzalez