Cambio de paradigma en la política de drogas en España

Los acontecimientos que se vienen sucediendo en estos meses de 2012 pueden provocar cambios sustanciales en el desarrollo de las políticas de drogas en España.

El desmantelamiento de centros y servicios están al orden del día, sobre todo en algunas Comunidades Autónomas[1] como Madrid, Valencia o Galicia. Muchos de los servicios públicos que estaban siendo gestionados por ONGs están desapareciendo por los recortes en políticas sociales. Los servicios de reducción de daños son de los primeros afectados, por ejemplo la Sala de Consumo Higiénico de Madrid que acaba de cerrar. En Andalucía, sur de España, nos tememos lo peor para las próximas semanas, pues el Gobierno andaluz ha sido obligado a reducir su presupuesto para 2012.

En cuanto al VIH-Sida, el panorama no está mejor, pues se ha producido una reforma que va a dejar fuera de la sanidad pública a las personas inmigrantes que se encuentren en situación irregular, dejando de recibir atención y tratamiento de enfermedades como el VIH y además va a introducir criterios de co-pago en sanidad.

Por otro lado, acaba de anunciarse una reforma del Código Penal que pretende aumentar el castigo para los delitos de tráfico de drogas, delitos que hace menos de un año se reformaron en sentido contrario pues su castigo consideraba sumamente desproporcionado.

El consumo y tenencia de sustancias ilegales en lugares públicos no está castigado penalmente pero es un ilícito administrativo que estigmatiza a los/as consumidores/as. A veces no es fácil distinguir la tenencia de drogas para el consumo propio (ilícito administrativo castigado con multa) de la tenencia destinada al tráfico (delito con penas de prisión). Las autoridades están siendo especialmente insistentes en perseguir estas infracciones, nos tememos que con afán recaudatorio.

Preparamos movilizaciones para junio: la unión hace la fuerza.

Frente a esto, es cierto que en Euskadi y Cataluña se está hablando desde instancias oficiales de legalizar el cultivo de cannabis para el autoconsumo, que se viene realizando a través de los llamados Clubes Cannábicos.

Carmen Martínez, Federación Andaluza ENLACE


[1] Similar a los Estados que forman parte de un Estado Federal. Son 17 Comunidades Autónomas.