1. Inicio
  2. Artículos
  3. Jamie Bridge de IDPC en el Índice Global de Políticas de Drogas

Jamie Bridge de IDPC en el Índice Global de Políticas de Drogas

Anastasia Bezverkha de TalkingDrugs asistió a la Asociación Europea de Reducción de Daños (EHRA) conferencia en Praga y se puso al día con el Consorcio Internacional de Políticas de Drogas (IDPC) El Director de Operaciones Jamie Bridge sobre su última herramienta de política de drogas: el Índice Global de Políticas de Drogas (PIBI). El Índice Global de Políticas de Drogas está disponible aquí.

 

¿Puede explicar cuáles son los 5 indicadores que está utilizando y la metodología general detrás del GDPI?

Jamie - En primer lugar, cuando quisimos medir las políticas de drogas, encontramos un documento marco: el Posición común de las Naciones Unidas sobre las drogas – utilizar como estándar mínimo que todo país debe alcanzar. Y cuando miramos los informes de la ONU, obtuvimos 5 dimensiones contra las cuales se puede medir la política de drogas.

El primero es “respuestas extremas”: este criterio le da al país una puntuación más positiva si no tiene pena de muerte ni ejecuciones extrajudiciales. Pero este es un final extremo de la guerra contra las drogas.

El segundo indicador es sobre la proporcionalidad: observamos las sentencias que usa el país y si el país tiene despenalización. Este criterio contempla los demás elementos del sistema de justicia del país.

El tercero es la “reducción de daños”, que para nosotros es obviamente la pieza clave de cualquier política de drogas.

La cuarta es una sección sobre el acceso a los medicamentos y la razón para publicarla es que el sistema de control de drogas de la ONU está diseñado para garantizar que las personas tengan acceso a medicamentos controlados y lo que vemos en todo el mundo es lo contrario. En primer lugar, hablamos del acceso a los analgésicos opioides. Lo que vemos es que los países se centran tanto en impedir el acceso que no se aseguran de que las personas lo tengan disponible para fines médicos. Hay una escasez mundial de acceso a la morfina y otros analgésicos, por lo que queríamos poner énfasis en este criterio.

La quinta dimensión es el “desarrollo”, y eso se aplica solo a cuatro países de nuestra lista. Nos fijamos en los países que cultivan plantas para la producción de drogas, la amapola o la coca que son Afganistán, Jamaica, Colombia y Tailandia. En esta dimensión nos fijamos en los programas de desarrollo alternativo implementados en estos países.

 

¿Puede decirnos más sobre los países de Europa del Este, que se han incluido en el GDPI? Por ejemplo, Georgia es el número 7 en general en el ranking, eso es un puntaje alto. Pero en el criterio de “proporcionalidad” es sólo 25 (sobre 100).

Jamie - Georgia demuestra, al igual que otros países europeos, que aunque llegaron 7th en la lista, lo importante es el puntaje general que obtuvieron. Solo obtuvieron 55 de 100. Descubrimos a partir del Índice que los países en general obtuvieron una puntuación muy mala: la puntuación promedio es de solo 48.

La puntuación de Georgia significa que hay mucho trabajo por hacer. Obtuvieron una puntuación alta cuando se trata de evitar respuestas extremas (89 de 100) porque no tienen pena de muerte, pero en la proporcionalidad obtuvieron un resultado muy bajo. Y eso significa que en este país hay penas de prisión y castigos por drogas que son desproporcionadas e injustificadas. Y lo que también vemos es que estos castigos afectan de manera desproporcionada a mujeres, personas de grupos étnicos minoritarios y otras poblaciones vulnerables.

En el GDPI no solo examinamos cómo se ve la política de drogas en el papel, sino también cómo se implementa en la vida real. Y ahí es donde Georgia obtuvo un puntaje particularmente bajo.

 

La puntuación de Kirguistán también es bastante alta, pero creo que sigue una lógica similar. Y solo obtuvieron 39 en el criterio de “acceso a medicamentos”.

Jamie - Kirguistán anotó menos que Georgia, obtuvieron 50 de 100 puntos y llegaron 12th en el Índice. Pero nuevamente, Kirguistán es un ejemplo de un país donde las políticas escritas nos dicen una cosa, pero las experiencias de la vida real nos dicen algo muy diferente: las personas no reciben los medicamentos que necesitan, ya sea para aliviar el dolor o como tratamiento de sustitución de opiáceos o cualquier otro propósito. .

 

Esto me lleva a la siguiente pregunta sobre Rusia: ¿fue una decisión política incluirla en el ranking?

Jamie - Lo más difícil que tuvimos que hacer con este Índice fue elegir 30 países y la principal razón para elegir 30, pero no los 192, fue la limitación de recursos que teníamos disponibles.

Queríamos que países de todas las regiones estuvieran en nuestro Índice, queríamos países con fuertes movimientos de la sociedad civil, porque queremos que las personas usen estos datos para los esfuerzos de promoción de su país. También incluimos países donde hay datos disponibles y países que tienen poder e influencia en la región. Y en todos esos criterios, Rusia es un país importante. El resultado es que llegaron 20th en la lista. Pero su puntaje fue solo 41 de 100 y esto sugiere que Rusia necesita una dirección urgente. Y tenga en cuenta que Rusia tiene una puntuación mucho más baja que Georgia y Kirguistán en evitar respuestas extremas, porque tenemos información sobre detención obligatoria, detención extrajudicial y brutalidad policial. Todo esto tiene que ver con el enfoque de guerra contra las drogas de Rusia. Rusia tiene los rangos más bajos en su región. La reducción de daños tiene solo 33 puntos, porque el gobierno todavía se niega a implementar un enfoque de reducción de daños para tratar el problema de las drogas y se opone oficialmente al uso de este término a nivel internacional. Hay algunos servicios de reducción de daños en el terreno, pero todos ellos están disponibles gracias a la sociedad civil.

 

¿Cómo recopiló los datos para el Índice? ¿Usaste datos oficiales y cómo los verificaste dos veces?

Jamie - La belleza del GDPI es que es un índice compuesto. Toma datos de diferentes fuentes, los pone en la metodología para crear una puntuación. Usamos los datos oficiales, los datos de la ONU, los datos del gobierno, los datos de la sociedad civil. Utilizamos la investigación documental para analizar las políticas y responder preguntas como "¿las políticas respaldan la reducción de daños?" etc. También usamos datos del “Estado mundial de la reducción de daños” informes de Harm Reduction International. Además, realizamos una encuesta en cada uno de los países, donde preguntamos a los expertos locales, la sociedad civil y las personas que usan drogas cómo es en sus países. Y estos datos también repercuten en la puntuación.

A continuación, pasamos por otro proceso en el que los 75 indicadores que se nos ocurrieron se ponderaron todos juntos para llegar a los 5 indicadores finales. Y obviamente algunos de esos muchos indicadores tienen mayor impacto en el criterio final, como por ejemplo la pena de muerte.

 

¿Cómo ve el potencial de promoción de la GDPI?

Jamie - Lanzar el GDPI es solo la primera etapa de lo que debemos hacer. La razón por la que hemos hecho el Índice es porque queremos que estos datos ayuden a los socios locales a hacer su incidencia. En cada país abogan por sus cosas: la despenalización, impulsar programas de intercambio de agujas y jeringuillas o la abolición de la pena de muerte. A medida que creábamos el Índice, trabajamos con socios locales en los países, para brindarles una herramienta de promoción, para actuar en sus países. Entonces, el objetivo es traducir Index en acción. Y teniendo la atención de los medios internacionales, esperamos abrir algunas puertas.

 

¿Espera que este Índice cambie la situación en países como Rusia?

Jamie - Sí, tenemos que ser realistas, el Índice por sí solo no va a cambiar la situación, pero tenemos muchas herramientas de promoción y las ONG en Rusia han estado trabajando muy duro durante décadas para lograr algunas reformas. Y el Índice definitivamente no es una solución, pero es otra herramienta efectiva. Todos esperamos que ayude a nuestros socios a atraer más atención sobre el tema. Si las cosas cambian, no será por el Índice, pero esperamos que el Índice haya ayudado.

Y si seguimos presionando, las cosas cambiarán, incluso en los lugares más duros.

 

¿Planea expandir el índice en el futuro?

Jamie - Tenemos 30 países, por lo que puede decir que ahora tenemos una línea de base. Así que ahora tenemos que seguir repitiéndolo cada dos años y ver qué ha cambiado. Obviamente, queremos ver que todos los países suban en sus puntajes. Además, en dos años queremos que el Índice crezca de 30 a 40 países.

Publicación anterior
Джейми Бридж: «Глобальный Индекс наркополитики оценивает реальную ситуацию, а не только норм ы на бумаге»
Publicación siguiente
Tratamiento Juntos: Modelos de Rehabilitación de Drogas sin Separación

Contenido relacionado