Israel Se Prepara Para Despenalizar La Posesión De Cannabis, Con Advertencias

El parlamento israelí va a someter a votación un proyecto de ley de reforma del cannabis que se entiende cuenta con el apoyo casi unánime entre los legisladores de todo el espectro político.

El proyecto de ley reemplaza las sanciones penales por posesión de cannabis con multas y otros castigos no penales. La persona que se encuentre en posesión será multado con 1,000 shekels Israelíes (£ 207) por la primera ofensa, o con 2,000 shekels (£ 414) por una segunda ofensa. Alguien atrapado tres veces tiene una opción: pagar una multa mayor, para realizar un servicio comunitario o ser condenado penalmente. Si transcurren más de cinco años después de la primera o la segunda ofensa de posesión de cannabis de una persona, entonces una ofensa posterior se considerará como la primera ofensa nuevamente.

No obstante, la criminalización de las personas por posesión de cannabis sigue siendo una posibilidad en virtud de esta nueva ley. Aquellos que se encuentren en posesión de cannabis cuatro o más veces dentro de un período de cinco años pueden ser procesados. Además, varios grupos estarán exentos del cambio en la ley, y pueden ser acusados penalmente si son sorprendidos en posesión de cannabis una vez. Esto incluye menores, prisioneros e individuos condenados por otros cargos criminales, según fuentes regionales. Esto también incluye a los soldados, una exención que afecta a una parte significativa de la población adulta, ya que es obligatorio que los israelíes realicen el servicio militar durante varios años.

El proyecto de ley ha avanzado fácilmente a lo largo de varias etapas del proceso legislativo sin una resistencia significativa. Fue aprobado por unanimidad después de su primera lectura en el Knesset, el Parlamento Israelí, en marzo, así lo informó the Jerusalem Post. Además, fue aprobado por unanimidad por el Comité de Trabajo, Bienestar y Salud del Knesset el 9 de julio, lo que significa que el proyecto de ley ahora regresará al Knesset para una votación parlamentaria completa más adelante esta semana.

El proyecto de ley ha recibido elogios de los legisladores de todo el espectro político.

Tamar Zandberg, del partido de izquierda Meretz, dijo que la despenalización del cannabis marca "otro paso importante en el camino hacia nuestra victoria", señalando que el proyecto de ley "está lejos de ser perfecto, pero está a un paso hacia una política de legalización total ".

El ministro de Seguridad Gilad Erdan, del partido de derecha Likud, anunció que "espera y cree que la ley evitará la criminalización innecesaria de civiles y también minimizará el consumo de cannabis, especialmente entre nuestros jóvenes".

Meirav Ben-Ari, del Partido de centro Kulanu, dijo que esperaba que "el dinero [recaudado] de las multas se destine al establecimiento de un fondo para educación, información, tratamiento y rehabilitación de [las personas que usan drogas], en lugar de llevar el dinero a los fondos del estado ".

Una vez implementado, la despenalización de la posesión de cannabis será implementada durante tres años como programa piloto, después de lo cual el gobierno decidirá si retiene o no el enfoque.