La Despenalización de la Marihuana en Jamaica podría acelerar un Cambio Regional para el Caribe

La reciente despenalización de la marihuana en Jamaica podría tener importantes implicaciones para la región, con los países que forman parte de la Comunidad del Caribe (the Caribbean Community - CARICOM, por sus siglas en Inglés) que han empezado a debatir sobre la liberalización de sus leyes sobre drogas.

El 24 de febrero, el Parlamento de Jamaica aprobó una nueva ley que despenaliza la posesión de hasta dos onzas (56.6 gramos) de marihuana y permite el cultivo de hasta cinco plantas, asi lo informó la Associated Press. La posesión ahora será un delito multable, con la ley permitiendo la creación de una oficina de licencias para lidiar con el cultivo y la distribución de marihuana medicinal.

La aprobación de la ley se produjo dos días antes de que los miembros de la CARICOM se reunieran para una conferencia de dos días en las Bahamas, en la cual se discutió la creación de una comisión de la marihuana, según lo informó la agencia de noticias EFE. Esta comisión - su creación fue planteada el año pasado - estudiaría los factores sociales, económicos y de salud que se derivan del uso de la marihuana, y buscará determinar si los 15 Estados miembros de la CARICOM deberían reformar sus leyes sobre la Marihuana.

El Bahama Journal informó que el país anfitrión está esperando el resultado de las posibles conclusiones de la comisión propuesta, aunque otros miembros ya están avanzando con las medidas de liberalización.

Legisladores de Belice, por ejemplo, han estado trabajando durante los últimos dos años en una propuesta para enviar al gobierno que despenalizaria la posesión de marihuana, esta propuesta es similar a la nueva legislación de Jamaica. Sin embargo, a diferencia de los umbrales en Jamaica, las propuestas de Belice recomiendan despenalizar la modesta cantidad de 10 gramos, sin otorgar consideración para liberalizar las leyes de todo el cultivo de la planta.

Con Jamaica uniéndose a algunos estados de Estados Unidos y otros países de todo el mundo en la reforma de sus leyes sobre la marihuana, esto potencialmente podría encender propuestas nacientes en la región y comenzar un histórico cambio de la política de drogas.