La despenalización de las drogas en Eslovaquia es entorpecida por la obstrucción nacionalista, a pesar del apoyo del Ministerio de Justicia

El Presidente del Cuerpo de Policía de Eslovaquia recibió con entusiasmo el proyecto de ley: "es importante que no penalicemos a los jóvenes"

El Presidente del Cuerpo de Policía de Eslovaquia recibió con entusiasmo el proyecto de ley: "es importante que no penalicemos a los jóvenes" (Fuente: Policie na Slovensku / Wikimedia)

 

Una propuesta del Ministerio de Justicia de Eslovaquia para despenalizar la posesión personal de drogas ya no será considerada, luego de la oposición de uno de los  partidos que conforman el gobierno de coalición.

El proyecto de ley, presentado originalmente por el Ministerio de Justicia en octubre del año 2017, tenía como objetivo reformar las estrictas leyes sobre drogas de Eslovaquia al poner fin a la criminalización de personas por poseer pequeñas cantidades de drogas para uso personal.

Actualmente, la posesión personal de una pequeña cantidad de cualquier droga puede llevar a una sentencia de prisión de hasta cinco años, dependiendo de la cantidad involucrada. En su lugar, se pueden imponer medidas alternativas al encarcelamiento, estas incluyen el servicio a la comunidad y el arresto domiciliario. La ministra de Justicia, Lucía Žitňanská, dijo que, si se aprobaba el proyecto de ley, la posesión personal se castigaría con una multa en la primera ocasión y solo podría ser penalizada "en caso de repetidas violaciones de la ley en un plazo de 12 meses".

Los tres partidos que conforman la coalición gubernamental, el centroizquierdista Smer-SD, el centrista Most-Hid y el nacionalista SNS, debían discutir el proyecto de ley en una consulta del gabinete el 21 de febrero. Un día antes de esto, el SNS declaró que no brindaría su apoyo, impidiendo así cualquier progreso posterior y llevando a Žitňanská a retirar el proyecto de ley.

"Creemos que el Departamento de Justicia debería centrarse más en procedimientos judiciales excesivamente largos y en mejorar la aplicación de la ley", afirmó el vicepresidente del SNS, Tibor Bernaťák, quien agregó que "[no] [queremos] la despenalización de las drogas, especialmente de la cocaína y la heroína".

La falta de apoyo político para esta reforma resultará decepcionante para algunos políticos, miembros del público e incluso las autoridades policiales.

Tibor Gašpar, presidente del Cuerpo de la Policía de Eslovaquia, dio la bienvenida al proyecto de ley cuando se propuso por primera vez, según la emisora estatal RTVS. "Es importante que no penalicemos a los jóvenes, quienes a veces, incluso accidentalmente o con la intención de intentar hacer algo, se meten en una situación en la que están en el lugar equivocado en el momento equivocado y la policía los detiene", declaró Gaspar.

Los datos sugieren que el uso ilegal de drogas es bastante frecuente en Eslovaquia, especialmente entre los jóvenes. Según the European Monitoring Centre on Drugs and Drug Addiction, más del 25 por ciento de los jóvenes de 15 a 16 años en Eslovaquia han consumido cannabis, y alrededor del 7 por ciento han consumido drogas ilícitas distintas del cannabis; ambas cifras son superiores al promedio europeo.

El Ministerio de Justicia esperó inicialmente que la despenalización de las drogas entrará en vigencia el 1 de marzo del año 2018. Si bien esto ya no es factible, los recientes comentarios de políticos de alto nivel sugieren que se podría presentar un proyecto de reforma menos rígido. 

Petra Pellegrini, Viceprimera Ministra de Inversiones y miembro del partido Smer-SD, dijo que la despenalización de las "drogas blandas", como el cannabis, "sería aceptable". "Hubiera tenido un problema si permitía que alguien fuera, por ejemplo, con una dosis de cocaína o heroína por las calles", dijo Pellegrini a los periodistas, según el periódico SME, "si mantenemos el enfoque del gobierno en el programa y nos enfocamos en las drogas blandas, creo que sería más fácil buscar un compromiso ". El Ministro de Economía, Peter Ziga, también ha respaldado la despenalización del cannabis, así lo informó el periódico Dennik N.

Por lo tanto, aunque se ha retirado el proyecto de ley, la reforma de la legislación antidroga puede permanecer como una posibilidad para Eslovaquia.