Luxemburgo Es el Último País de la UE en Legalizar el Cannabis Medicinal

Los legisladores de Luxemburgo apoyaron de forma unánime un proyecto de ley para legalizar el cannabis medicinal.

La ley, aprobada el 28 de junio, permite que el cannabis se prescriba y se use para pacientes que sufren de dolor crónico, náusea provocada por quimioterapia o espasmos musculares resultantes de esclerosis múltiple. El borrador original del proyecto establecía que el medicamento sólo podía ser   recetado por especialistas, pero la versión final que se aprobó autoriza a cualquier médico clínico a prescribir cannabis si ha realizado la capacitación correspondiente.

La ministra de Salud, Lydia Mutsch, elogió el apoyo legislativo al proyecto de ley. “Me complace que la Cámara haya dado su acuerdo al proyecto de ley para legalizar el acceso al cannabis con fines médicos”, dijo. “El uso terapéutico del cannabis es un paso importante en lo que tiene que ver con nuestros esfuerzos por reducir el dolor y el sufrimiento de ciertos pacientes, en aquellos casos en que los tratamientos habituales no lo permiten”.

El cannabis medicinal será importado de Canadá como aceite o en cápsulas, y solamente estará disponible en farmacias de hospitales [contra la presentación de] la receta médica, según el Luxembourg Times.

La ley ha recibido algunas críticas por ser demasiado restrictiva. A algunos legisladores les preocupa que sólo cuatro farmacias de hospitales en el país brinden dicho acceso, lo cual implica que las personas que vivan en zonas rurales posiblemente tengan dificultades para acceder a sus medicamentos.

Por otro lado, también existe la inquietud de que la nueva ley no permita a muchos pacientes que necesitan esta droga obtener la prescripción [exigida].

El doctor Jean Colombera, médico y actual miembro de la Cámara de Diputados de Luxemburgo, dijo a la revista Delano que tiene “la impresión de que [la droga] sólo se empleará para personas cuyas enfermedades estén demasiado avanzadas. [...] En mi opinión, debería usarse mucho antes de que [los pacientes] lleguen a esta etapa”.

“Los medicamentos a base de cannabis se pueden usar para tratar un número mucho mayor de trastornos... por ejemplo, si Ud. tiene dificultades para dormir o [sufre de] depresión o dolor”, agregó.

Recientemente, varios otros países de la UE han modificado su criterio con respecto al cannabis medicinal. El parlamento portugués aprobó la regulación médica del cannabis a principios de este mes, en Grecia los legisladores hicieron lo propio en marzo, y Alemania legalizó la droga para fines terapéuticos a principios de 2017.

Para obtener una descripción general del acceso al cannabis medicinal en la UE, déle una mirada a nuestro mapa interactivo: