Mi primer cigarrillo a los 14 años

Tenía 14 años y fue por curiosidad que fumé mi primer cigarrillo. 

Estaba en la casa de mis primos de vacaciones en la playa en el pacífico norte de Costa Rica, como todos los veranos mis padres me mandaron allí para descansar de mi esta temporada del año.

Ese día nos reunimos unos cuantos del barrio y recuerdo que lo pasamos de uno en uno a los allí presentes y minutos mas tarde, estábamos tosiendo y con dolor de cabeza muy fuerte.

Parece una historia absurda, pero desde entonces no he podido parar de fumar.

A veces siento que soy preso de mi mismo, sin derecho a la libertad que tienen los demás, sin una vida normal donde pueda decidir cuando parar con esto…

Ya son más de 20 años teniendo como compañeros cercanos, el tabaco, la nicotina y ese olor fastidioso a humo que no se quita tan fácilmente.

Me canso con facilidad y mi cuerpo me pide la nicotina cada día más y más, a veces pienso que voy a enloquecer si no tengo un cigarrillo en la boca mientras camino, tomo un café o antes de dormir.

He intentado varias veces dejarlo, pero el resultado es siempre el mismo, cuando lo intento simplemente mi cuerpo se enfurece pidiendo más nicotina.

Por que una inocente reunión de adolescentes puede traer como resultado esta atadura? Por que no paré a tiempo con este juego?

Por que soy víctima de mi mismo?