Mi primera borrachera: Experiencias tempranas

 

Mi primera cerveza la probé  a los 13 años,  en el cumpleaños de mi mejor amiga Claudia, el novio de nuestra amiga Rosalia (15 años)  nos hizo el favor de llevarnos cervezas y una botella de ron, también vimos una “porno”  y una amiga se puso a llorar.. y ya no quiso ver más, cabe aclarar que fue la primera embarazada  y casada que conocí a esa edad, nunca la volví a ver.

Muy emocionadas pusimos hielo en el cesto de la ropa sucia, metimos las chelas (cervezas), subimos la botella al cuarto de Claudia y nos encerramos ahí hasta el día siguiente, obvio no queríamos que los papas de mi amiga nos vieran en algún  estado raro..era la primera vez y no teníamos idea de que iba a suceder.  Lo siguiente fue una noche divertidísima, riéndonos a carcajadas un poco mareadas y con un dolorcito de cabeza al día siguiente pero nada que ameritara tomar  aspirinas o  Alka Seltzer.

Lo siguiente fue, obviamente repetir la experiencia tan maravillosa de emborracharnos y tomar cada vez que tuviéramos oportunidad, no en grandes cantidades pero si como para poder decir que “ya tomamos” no somos unas niñas. Después ya agarramos nivel y callo, bueno Susana es la única persona que conozco que se toma una caguama (un litro de cerveza) de fondo casi sin respirar, lo mío fue el tequila por varios, ahora la ginebra es mi favorito. 

Con el paso de los años mi consumo se incremento y de ser un leve dolor de cabeza al día siguiente paso al vomito, llanto,  gritos, violencia y la pérdida de memoria.

Lo que nunca pensé que podría pasarme a mí que “ya sabía tomar”  sucedió, la pérdida de control de la voluntad y el sentido común resulta muy gracioso en un principio, decir pendejadas y verdades, conducir en total estado de ebriedad y decir que el coche tiene piloto automático pues sabe llegar a casa solo bárbaro.. bueno pero más experiencia no se puede pedir, vomitar encima de otros y viceversa cosa de niños, recuerdo una vez que mi mejor amiga igual de peda (borracha) que yo,  puso su cabeza en el mismo lugar que  acababa de vomitar, y bueno ahí se durmió hasta que alguien se dio cuenta  y nos despertó,  nos cagamos de risa, también obvio he lavado muchos coches míos y ajenos, me he colgado de la pantalla de la disco, no sé porque, en algún punto de mi pedez (borrachera) me ha dado por llevarme objetos   (que son parte de la decoración de los  bares , discos, restaurantes)  que en ese momento me gustan, y subirme a una mesa con extraños en ella para bajar un espejo! y tratar de llevármelo en la mano, obvio nunca lo conseguí y rompí dos,  patear  amigos y extraños, tirarle hielos al dj cuando no  me gusta la música entre otros showcitos acompañados con un desmesurado levantamiento de voz..obvio salir como quinceañera cargada y depositada en mi casa.. innumerable cantidad de veces.

La excusa es la misma no comí antes de tomar, estaba muy cansada,  sorry por el showcito  y las frases más comunes después de la disculpa .. ahh como me sacaron cargada? Pero.. tu lo viste? Noo noo que pena.. no mames..de verdad le dije eso?  Quien se quedo con mi bolsa.. perdí mis llaves sabes  a donde fuimos?  Mi celular se rompió otra vez, tengo moretones y no se porque, viste si me caí?

L a ultima peda fue hace 2 semanas, en el Johnny Russells pub en Inglaterra,  empezamos en la tarde con una Snakebite y terminamos con vino y chelas,  al menos esta vez sí pude llegar a casa por mi propio pie.. regrese con direcciones y tarjetas de un anticuario, un pintor, una caja de dados del pub y un poster , mi novio es muy divertido y sabe como soy,  ahora si tomo no manejo por ninguna circunstancia. Y gracias al apoyo de mi novio soy  más responsable en mi consumo.