Netflix compra serie sobre la guerra contra las drogas de Filipinas hecha por seguidor de Duterte

Netflix transmitirá una serie de suspenso basada en la matanza masiva de personas ocurrida durante la guerra contra las drogas de Filipinas. La serie de televisión fue realizada por un director que apoya la brutal represión de Duterte y ha trabajado para su régimen.

Netflix ha adquirido los derechos de la nueva serie filipina, Amo (Boss), que estará disponible para transmitirse desde el 9 de abril. La serie de suspenso de 12 episodios narra la historia de un estudiante de secundaria que se encuentra "enredado en el círculo violento y peligroso de los capos de la droga, policías y funcionarios del gobierno corruptos" después de vender metanfetamina". Según un comunicado de prensa, la serie explora "las controversias que giran en torno a la Policía Nacional de Filipinas en la campaña del gobierno en su lucha contra las drogas, así como su papel en la aplicación legítima de la ley".

La historia tiene lugar en el contexto de la matanza masiva de personas por presuntos delitos relacionados con las drogas en Filipinas, que se estima ha matado a unas 12,000 personas desde que el presidente Rodrigo Duterte asumió el poder en el año 2016.

El vicepresidente de adquisiciones de contenido de Netflix, Robert Roy, elogió la serie y la calificó de "audaz y llena de suspenso" por tener "el potencial de capturar audiencias en busca de suspenso en todo el mundo".

Amo fue dirigida por Brillante Mendoza, un aclamado cineasta filipino que ha elogiado el enfoque de Duterte sobre las drogas y ha apoyado en las comunicaciones públicas del régimen.

"Si hay una persona que entiende la situación [con las drogas en Filipinas], es el presidente", dijo Mendoza. "Sé que hay muchas personas que no apoyan en su totalidad lo que él quiere y lo que está haciendo en este momento, pero si realmente has sido testigo de la situación real, esta es la forma de hacerlo".

Él ha desafiado a los críticos extranjeros por la matanza causada por la guerra contra las drogas de Duterte; "Les diría que no conocen a nuestro presidente. Solo lo ves desde tu perspectiva como alguien que vive lejos de Filipinas. Porque estás viviendo en un país del primer mundo ".

Mendoza ha prestado previamente sus habilidades de dirección al régimen de Duterte. En septiembre del año 2016, la Oficina de Comunicaciones Presidenciales transmitió una serie de videos antidrogas, que muestran al uso de drogas como algo que destruye vidas, que Mendoza dirigió para el estado. Mendoza también ha sido el director de los dos últimos Discursos del Estado de la Unión de Duterte, en  los años 2016 y 2017.

Como lo informó TalkingDrugs anteriormente, los pobres, especialmente los que viven en barrios marginales, han sido desproporcionadamente blanco de Duterte durante la matanza masiva de personas por presuntos delitos de drogas, aunque las cifras precisas no están claras. Un juez asociado de la Corte Suprema de Filipinas ha condenado el enfoque del régimen de "perseguir a los traficantes de poca monta [en lugar de] los grandes narcotraficantes". En febrero del año 2018, la Corte Penal Internacional inició una investigación sobre las denuncias de crímenes de lesa humanidad cometidos por Duterte y su régimen.

Mendoza afirma que no apoya la matanza extrajudicial masiva de personas pobres, pero parece dispuesto a aceptarlo como parte de la guerra contra las drogas de Duterte. "No estoy abogando para que las personas que son pobres sean ejecutadas. Pero luego, al final del día, no solo deberíamos ver [la guerra contra las drogas] desde esa perspectiva", ha dicho, "hay muchos aspectos que tenemos que considerar".