Notas de la Cumbre del Cannabis Medicinal y la lucha por la reforma de la política de drogas en Malta (Parte 2 de 3)

La Bandera de Malta. Fuente: Wikimedia

 

El mes pasado, asistí a la Cumbre de Cannabis Medicinal en Malta. El país quiere convertirse en un líder europeo de la innovación del cannabis medicinal, después de varios cambios políticos en los últimos años. En el segundo artículo de las tres partes hablaré de algunas de las principales conclusiones de la conferencia. Para una explicación de las políticas del cannabis medicinal y 'recreativo' en Malta, echa un vistazo a la primera parte. Y aquí puedes encontrar el tercero

 

¿Qué está pasando con el CBD?

 

El cannabinoide CBD fue el tema del día en la conferencia, a pesar de que, como realzó Dave Charnick, un experto de la industria, hay cientos más de cannabinoides que actualmente no están siendo explorados. Dejan Gacov sugirió que el 15% de los mercados de opioides están siendo reemplazados, o pueden ser, por cannabis. No he podido corroborar esta afirmación, pero los estudios muestran que muchas personas que sufren de dolores crónicos están reemplazando los opioides por cannabis.

Sus usos también son vastos, desde el tratamiento de la epilepsia hasta ser una alternativa a otros productos químicos potentes, como la morfina. Como lo describe Jade Proudman, que empezó como paciente y ahora es CEO de Savage Cabbage, "era bastante trágico que yo estuviera en esta niebla de morfina" que sólo se levantó con el uso de cannabis.

Se debatió más sobre el hecho de que, hasta ahora, el CDB había estado relativamente desregulado en Europa, pero siguiendo una recomendación de la Comisión Europea, que los gobiernos suelen seguir, ahora se clasifica como alimento novedoso.  Esto significa que el cannabis es visto como un alimento que no fue consumido en un grado significativo por las personas antes de 1997. Por lo tanto, para vender productos de CBD, deben ser probados y clasificados como seguros, y claramente etiquetados. La controversia comienza porque algunos de estos productos, derivados de extractos de cáñamo, tienen un "perfil químico idéntico a los alimentos a base de cáñamo que se han consumido durante miles de años y son considerado no novedosos", explicó Elliott Rolfe, Jefe del equipo de Derecho del Cannabis en Mackrell, a Health Europa.

Al mismo tiempo, las agencias específicas de cada país, como la Autoridad de Normas Alimentarias del Reino Unido, estuvieron de acuerdo con esta orientación, pero no confirmaron cómo, o si, aplicarán esta interpretación de la ley. Por supuesto, en el caso del Reino Unido, esto también crea nuevas cuestiones para la legislación, la seguridad de los pacientes y de los consumidores y la desregulación del mercado a la espera de una resolución del Brexit.

 

Regulación, seguridad e información

 

Los comentaristas de los Estados Unidos señalan que el mercado está tan saturado que la calidad se ve socavada y es difícil obtener beneficios. Lizi Jenkins, Directora de Técnica y Desarrollo de Next Gen360, uno de los mayores fabricantes de e-líquidos en el Reino Unido, explicó que la gente está haciendo CBD en "la sala trasera", ya que es tan fácil de producir. Su paralelismo con los actuales escándalos de vapeo en los Estados Unidos, donde ya hube seis muertes y más de 450 casos reportados de enfermedad pulmonar ligada al vapeo, fue pertinente.

La regulación es a menudo reaccionaria, pero dado el poder de la Unión Europea, pueden desempeñar un papel destacado en la creación de controles más sólidos, pero accesibles, que permitan que los mercados florezcan al mismo tiempo que protegen a los consumidores. Por el momento, no hay muchas quejas sobre el CDB porque la gente no sabe necesariamente lo suficiente para amenazar el orden actual, y cuando lo hacen, no está claro a quién quejarse. Como un orador cuestionó, ¿recurres a la tienda donde lo compraste, incluso si es Poundland o Amazon? Es poco probable que les importe.

Esta pregunta es complicada, y si los oradores no pudieron resolverla, no puedo pretender hacerlo en este artículo. Por un lado, las nuevas regulaciones significan que miles de productos beneficiosos podrían ser retirados del mercado a la espera de un análisis de su calidad, lo que puede impedir el acceso a medicamentos inofensivos que ya están ayudando a los pacientes, lo que los lleva a buscar productos en el mercado ilícito.

Por otro lado, Jonathan Liebling, cofundador y director Patient Advocacy and Support Services, dio una severa advertencia contra confiar ciegamente en todos los productos actuales. Pruebas independientes mostraron que los productos vendidos en farmacias en el Reino Unido contenían un 0% de CBD, algunos tenían productos químicos nocivos o simplemente aceite de oliva, así como observaron enormes diferencias entre los lotes, lo que puede poner a las personas en riesgo.

Ahora se espera que una vez que la burbuja CBD estalle y que existan las regulaciones apropiadas, podamos pasar a otros cannabinoides y garantizar más investigación e información para los pacientes, lo que garantizará un estándar de calidad más alto. Como realmente serán las regulaciones ideales, sigue siendo desconocido, pero en la Cumbre, parece que las formas actuales son un conjunto de reglas complicado y poco aplicado, y no una solución a largo plazo.

 

¿Qué pasa entonces con el cáñamo?

 

Para mi, uno de los momentos que se destacó fue la presentación de Preet Marwaha, CEO de Blue Sky Biologicals, un productor líder de cannabinoides orgánicos a base de cáñamo. Hizo argumentos convincentes sobre los beneficios de recurrir al cáñamo, el nombre utilizado para clasificar variedades de cannabis con menos de 0,3% de THC. Mientras que a menudo mucho se habla de cáñamo como un material de construcción o para criar tejidos, fue genial aprender más sobre sus valores más medicinales y recreativos. 

La propia definición de cáñamo creó un debate animado, ya que el número 0.3 parecía arbitrario para muchos y precisamente limita el uso de cáñamo o de cannabis que contiene altos grados de THC, en campos que normalmente están asociados con uno u otro. Por ejemplo, Marwaha mencionó la utilidad de l producción de biomasa de cáñamo para extraer THC para el mercado recreativo, al mismo tiempo que se utiliza el resto de la planta para sus otros beneficios, desde el valor nutricional hasta la fabricación de baterías, lo que frenaría la necesidad de litio, cuya extracción es ambiental y humanamente insegura. Marwaha añadió que las ideas más raras van desaparecer, como las almohadas infundidas con CBD, pero que en el futuro "tu tazón de cereales por la mañana va a tener cannabinoides".

Marwaha también destacó la clara necesidad de que las organizaciones y empresas que venden cáñamo u otros productos derivados del cannabis colaboren para aprovechar todos los cannabinoides posibles, presionando por mejores regulaciones y fomentando la innovación sin comprometer la calidad. Sin embargo, teme que esta tan necesaria cooperación sea poco probable si nos fijamos en cómo funciona la industria farmacéutica: "las grandes farmacéuticas tendrán que encontrar una manera de trabajar con nosotros, o simplemente van a dominar todo".

En diferentes partes del mundo, particularmente en América del Norte, donde el mercado del cannabis medicinal ha tenido más tiempo para desarrollarse, existe un fuerte deseo de aprovechar plenamente la capacidad de la planta. Cada año hay algún tipo de producto milagroso, um alimento o vitamina que revoluciona el mercado, y hasta ahora, parece que todos somos espectadores del auge del CBD.

Si bien tiene una gama muy amplia de beneficios, sin duda será interesante ver lo que sucede cuando algunos de estos productos tienen que demostrar sus afirmaciones, y una vez que el mercado convenza a los fabricantes y compradores de que el cannabis y el cáñamo pueden proporcionar más que resistentes tejidos, CBD o el poder de volverse volado con THC. 

 

 

Este articulo es la segunda parte de una serie de tres partes sobre el cannabis en Malta. Mira aquí el primer articulo. Y aquí puedes encontrar el tercero

*¡Muchas gracias a Karen Mamo y Andrew Bonello por sus contribuciones en esta serie de artículos y por la cálida bienvenida que recibí en Malta!