Organización Mundial de la Salud: Reconoce el Uso Médico del Cannabis

Estatus legal nacional del uso del cannabis medicinal alrededor del mundo (Fuente: DrugScience)

A medida que más países continúan reconociendo los beneficios médicos del cannabis, la agencia líder de las Naciones Unidas por la salud pública internacional ha pedido la reclasificación de la droga.

En una carta pública, el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, propuso que el cannabis sea removido de la Lista IV de la Convención Única sobre Estupefacientes. Las drogas en la Lista IV – incluidos el cannabis, la heroína y el carfentanilo – se consideran las sustancias más peligrosas. En su lugar, según la OMS, el cannabis debería reclasificarse como Lista I –“porque hay evidencia que algunas preparaciones a base de cannabis tienen uso médico”.

Si bien este desarrollo es una propuesta, más que un cambio inmediato en la ley internacional, marca un paso significativo para los defensores del cannabis medicinal.

Para que la recomendación de la OMS sea adoptada, y la Convención Única sobre Estupefacientes modificada, al menos la mitad de los 53 países miembros de la Comisión de Estupefacientes (CND) deben ratificar los cambios propuestos. Muchos de estos países actualmente prohíben el uso de cannabis medicinal en cualquier forma.

Si se adopta, las recomendaciones de la OMS pudieran influenciar a los responsables políticos en los países miembros de la ONU para reconocer los beneficios médicos de la droga.

El veterano de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y defensor de la reforma, Michael Krawitz, aprobó el anuncio:

“La colocación del cannabis en el tratado de 1961, en la ausencia de una evidencia científica, fue una terrible injusticia. Hoy en día, la Organización Mundial de la Salud ha recorrido un largo camino para dejar las cosas claras. Es tiempo para que todos nosotros apoyemos las recomendaciones [de la OMS] y asegurar que la política no triunfe sobre la ciencia.”

El anuncio ha sido también alabado por la gente trabajando en la industria del cannabis. Manu Caddie, jefe ejecutivo de Hikurangi Cannabis Company, compañía basada en Aotearoa (Nueva Zelanda), dijo:

“Es agradable ver que la OMS revisa la evidencia del cannabis y reconoce que nunca debió ser clasificado en la misma categoría que la heroína, la cocaína y las metanfetaminas. Desafortunadamente, la clasificación del cannabis en la Convención de las Naciones Unidas de 1961 dio lugar a la prohibición como la política por defecto en la mayoría de los países y algunos se resistirán al cambio mientras tanto, la guerra fallida contra las drogas ha probado ser la causa real del daño.”

Decidir cómo responder al anuncio de la OMS sin duda variará considerablemente de país a país, ya que muchos gobiernos nacionales –incluyendo el de Estados Unidos– continúan oponiéndose a reconocer los beneficios médicos de la droga.

Si se aprueba la recomendación o no, la recomendación de la OMS de re clasificar el cannabis medicinal tendrá sin duda un impacto significativo en debates de política interna en los años venideros.