¿Por qué el Partido Conservador del Reino Unido continúa apoyando Leyes Antidrogas ineficaces?

El 30 de octubre fue un día crucial en el Reino Unido gracias al debate sobre la política antidrogas, que se da “una vez en una generación”, que tuvo lugar en el Parlamento. Pero este debate estuvo mucho más interesante en las primeras horas de la mañana, cuando el Ministerio del Interior (Home Office) dio a conocer el informe Drogas: Comparativas Internacionales, un informe que fue suprimido por los conservadores durante meses por afirmar que en el Reino Unido no existe correlación aparente entre la dureza de las leyes a la hora de afrontar el uso de estupefacientes, u otras variantes, y el impacto de las mismas en las tasas de consumo de drogas

Lo que siguió fue realmente un debate extraordinario en la Cámara de los Comunes [House of Commons]. Los Miembros del Parlamento [MPs por sus siglas en Inglés] de todos los partidos políticos de la cámara baja del parlamento británico se unieron en una casi preocupante escena de convivencia, con un inusual pero muy esperado acuerdo sobre los fracasos de la actual política antidrogas del Reino Unido, y la desesperada necesidad de una revisión, probablemente en la forma de una largamente esperada comisión real contra las drogas.

Un resumen rápido: El castigo no funciona, las leyes antidrogas en el Reino Unido están rotas, y todo el mundo lo sabe.

Obviamente, esto significa que todo va a cambiar. ¿Cómo podría todo seguir igual frente a la evidencia abrumadora y los primeros indicios de un consenso político que demuestra que el status quo es un vergonzoso fracaso? Bueno, curiosamente, cuando se le preguntó sobre el innovador informe, un portavoz del Ministerio del Interior indicó que "nuestra estrategia de drogas está funcionando", algo que David Cameron confirmó.

Usted tendría razón para pensar que esta es una respuesta extraña. Se merece una explicación, así que aquí está una navideña analogía para ayudar a entender como la política antidrogas del Reino Unido hace su aparición como un falso Papá Noel de una tienda por departamentos (anoche vi mayonesa navideña en el supermercado. Esta es una clara señal de que la Navidad ha empezado):

A medida que se acerca la Navidad, un niño pequeño (lo llamaremos Dave) comienza a ir diariamente a una tienda por departamentos local. Él está intrigado por el (muy poco convincente) Papá Noel de la tienda, por quien ha desarrollado un apego aparentemente inexplicable. Para fastidio del pequeño Dave, por un período bastante significativo de tiempo, los expertos han estado proporcionando evidencia sólida de que aquella persona no era el verdadero Papa Noel, y que sabemos esto porque sólo con la más rudimentaria de las inspecciones visuales, está claro que su barba es tejida casi por completo de ilusión, engaño y anécdota sin sentido.

El pequeño Dave no está convencido con el consenso de los expertos, por lo que decide iniciar su propia investigación. El decide tirar de las barbas de Papá Noel y si estas se caen, el sabra que no se trataba del verdadero Papa Noel, y luego podrá averiguar qué es lo que se tiene que hacer para ser un verdadero Papá Noel.

En el fatídico día - que también pasó a ser el día en el que todos los elfos de la tienda habían planeado reunirse para discutir si valía o no la pena mantener abierta la tienda de Papá Noel - Dave tiró de las barbas, y estas cayeron al suelo! Pero entonces sucedió algo extraño. Mientras todos los demás aceptaban la evidencia innegable frente a sus ojos, el niño salió casi de inmediato y dijo que nada había cambiado y que él todavía tenía plena fe en la idea de que el Papá Noel de la tienda, era efectivamente el verdadero Papá Noel. Para asombro de todos, la revelación pública aparentemente no habia acabado con su confianza.

¿Qué fue lo que sucedió? ¿El niño estaba ciego? Bueno, la impactante verdad es la siguiente: El niño había sabido durante años que este no era el verdadero Papá Noel. De hecho, él sabía por casi una década de que no se trataba de una falsificación. ¿Entonces qué sucedió para que el niño - después de tirar de las barbas "de Papá Noel", y revelar de una vez por todas que este Papá Noel era un impostor - aún continuara creyendo inquebrantable en él?

Por que cuando eres un niño, y quieres impresionar a otro niño un poco más astuto (quien en la mayoría de los casos es el responsable de tejer la barba de la mentira), No es lo que realmente piensas lo que importa, sino lo que pretendes pensar. O, para decirlo de otra manera - y terminar con esta analogía tonta - cuando se trata de comentarios sobre algo que se percibe como políticamente sensible: Hay que hacer lo que sea necesario para evitar malos titulares!

David Cameron respondió al informe vergonzosamente, pero como era previsible, con la misma línea banal, sin sentido y falsa que usa el Partido Conservador (The Conservative Party, coloquialmente conocido como Tory Party) cuando alguien señala la evidente ineficacia de la Ley Antidrogas del Reino Unido . Por lo que sabemos, y por la cantidad de personas que lo dicen, y por el tiempo que lo vienen diciendo, ¿Suena esto como una respuesta hecha con plena franqueza después de una valoración racional y razonable de la evidencia disponible? O, ¿Suena más como la respuesta de un niño pequeño, asustado de decepcionar a otro niño pequeño, tímidamente fingiendo creer que el hombre sin barba que usa el tonto sombrero rojo y quien está de pie en la esquina realmente es Papa Noel?

Creer en algo en contra de una marea de desacuerdo y luchar por esa causa es tal vez uno de los grandes sellos del proceso democrático, pero fingir creer algo que es obviamente falso en un intento cínico para evitar molestar a los potenciales votantes es el sello final de la cobardía política. ¿Realmente podemos sorprendernos a nivel de la desilusión que rodea a la política en el Reino Unido hoy en día cuando nuestro Primer Ministro lidera con este ejemplo vergonzoso?

En lugar de tratar continuamente de calcular cómo los elementos activamente ignorantes, pro-miedo, anti-evidencia de los medios de comunicación de derecha van a reaccionar ante la evidencia, la realidad y la verdad, sería bueno si pudiéramos estar todos en la misma página, por una vez, o leer el mismo informe, o participar en el mismo debate, o incluso admitir que la evidencia es importante y  desempeñar un papel importante en la formación de la política pública. Sin ese importante punto de partida de consenso racional, estamos condenados a la falta de evaluación de la política real.

Pero no teman, festivos lectores, hay algunas noticias para celebrar. El 30 de octubre marcó un momento importante en la evolución de la política antidrogas del Reino Unido. El debate que se celebró fue realmente muy alentador. Parece que la marea ha cambiado realmente. Un número considerable de valientes Miembros del Parlamento (MPs) estan ahora más que dispuestos a ponerse de pie y ser contados como los abanderados de la política basada en la evidencia y la evaluación racional de los estudios pertinentes. Bien hecho especialmente por Caroline Lucas, Julian Huppert y Norman Baker, por tener el valor de hacer lo que se tenía que hacer y decir lo que se tenía que decir en este momento histórico.

"El genio", como sugirió Baker hacia el final del debate, "está fuera de la botella ... y no va a regresar." Ahora sólo necesitamos decidir cuales son los deseos que queremos hacer realidad: Una Comisión Real de Política Antidrogas no sería un mal lugar para comenzar.

*William Montgomery es un investigador de Política en Beckley Foundation. Lo puedes seguir aquí: @Monthrie.