Posturas sobre Cannabis y Otras Políticas de Drogas de Candidatos Demócratas para 2020

Desde las elecciones de 2016, el impulso a la reforma de las políticas de drogas, en especial a lo que hace a la legalización del cannabis, se ha vuelto cada vez más popular [entre los miembros de] la izquierda de los Estados Unidos. Muchos de los principales candidatos a contrincantes del presidente Trump en 2020 han prometido una reforma progresiva, pero para algunos, sus antecedentes no coinciden con su retórica.

A continuación, una breve descripción de lo que algunos de los principales candidatos a la nominación demócrata en las elecciones presidenciales de 2020 han dicho sobre la política de drogas...

 Cory Booker

El senador por Nueva Jersey, Cory Booker, ha sido - desde hace tiempo - un defensor de la reforma progresiva de las políticas de drogas.

En una entrevista AMA1 de Reddit2, describió la guerra de Estados Unidos contra las drogas como un “fracaso absoluto [que] está consumiendo enormes cantidades de nuestro tesoro nacional y destruyendo las vidas de millones de personas que podrían, con una política correcta, ser mucho más productivos en nuestra sociedad”. Por otra parte, ha afirmado que las personas halladas en posesión de drogas para uso personal deberían ser “remitidas a tratamiento contra las drogas” en lugar de enfrentar multas o penas de cárcel.

Ha denunciado la implementación racialmente desproporcionada de la guerra contra las drogas, señalando que las personas negras y latinas son encarceladas en una proporción mucho mayor que las blancas por delitos relacionados con las drogas, “aun cuando los negros y los latinos cometen delitos relacionados con las drogas a un ritmo no diferente al de los blancos”. También apoya poner fin a las penas mínimas obligatorias para las personas que cometen delitos de drogas.

Booker es el principal patrocinador de la Ley de Justicia de Marihuana, un proyecto de ley que aspira a poner fin a la prohibición federal del cannabis, y sistemáticamente ha apoyado toda legislación que proteja a pacientes de cannabis medicinal de la aplicación de la ley federal.

 

Tulsi Gabbard

La congresista por Hawai, Tulsi Gabbard, ha apoyado permanentemente la reforma progresiva del cannabis, incluso co-patrocinando un proyecto de ley que pondría fin a la prohibición federal del cannabis, y haciendo campaña por un mejor acceso al cannabis medicinal para los pacientes.

Ha denunciado la guerra contra el narcotráfico de Estados Unidos por poner “personas en prisión por fumar marihuana, al mismo tiempo que permitía que corporaciones como Purdue Pharma, responsables de la muerte relacionada con opioides de miles de personas, salieran impunes con sus arcas llenas”.

En 2018, se unió al senador Bernie Sanders para presentar una legislación que responsabiliza a las compañías farmacéuticas por lucrar con la crisis de sobredosis de opioides en los Estados Unidos.

Kamala Harris

La senadora por California, Kamala Harris, ha mostrado un enfoque mixto de la política de drogas a lo largo de los años.

Recientemente declaró que apoya “el desmantelamiento de la guerra contra las drogas, comenzando por la legalización de la marihuana”, lo que marcó un cambio significativo con respecto a cuando, en 2014, se rehusó a apoyar la legalización en su estado natal y se rió de la pregunta que un reportero le hizo sobre el tema.

Durante su permanencia de seis años en el cargo de Fiscal General de California, presionó por una más amplia capacitación de los oficiales de policía para evitar el prejuicio racial, pero también se negó a acompañar a otros estados en sus intentos de eliminar el cannabis de la lista de sustancias más peligrosas de la Agencia de Control de Drogas (DEA).

En temas relacionados con la justicia penal, Harris ha sido ampliamente criticada por apoyar enfoques punitivos violentos. Como Fiscal General de California, apeló contra la abolición de la pena de muerte, se opuso a las investigaciones de fusilamientos que involucraban a oficiales policiales y apoyó legislación que afectaba de manera desproporcionada a las comunidades de color, según informa el New York Times.

 

Amy Klobuchar

La senadora por Minnesota, Amy Klobuchar, respaldó legislación - presentada por la senadora Elizabeth Warren - para proteger de la interferencia federal a aquellos estados que legalizan el cannabis, y ha apoyado el acceso al cannabis medicinal para pacientes necesitados.

Klobuchar también ha avalado la intensificación del enfoque prohibicionista de los Estados Unidos a los opioides ilegales, particularmente el fentanilo. En 2017, ella fue co-patrocinadora original de la Ley STOP3, a la que describió como proveedora “de las herramientas que las autoridades policiales necesitan para ayudar a frenar el tráfico de drogas sintéticas y mantenerlas alejadas de nuestras comunidades”. El proyecto de ley fue aprobado y convertido en ley por el presidente Trump en 2018.

 

Bernie Sanders

El senador Bernie Sanders de Vermont ha apoyado ampliamente la reforma progresiva de la política de drogas durante muchas décadas.

En una campaña senatorial de 1972 en Vermont, se comprometió a “abolir todas las leyes relacionadas con el aborto, las drogas y [el] comportamiento sexual”, aunque ya no manifiesta su apoyo a la legalización de todas las drogas.

Sanders ha apoyado la reforma del cannabis por mucho tiempo. En 1995, co-patrocinó un proyecto de ley para legalizar el cannabis medicinal a nivel federal y - en 2015 - presentó el primer proyecto de ley para poner fin a la prohibición federal de la droga. Él ha abogado permanentemente para que todos los delitos no violentos relacionados con el cannabis sean suprimidos de los registros de personas en aquellas jurisdicciones donde la prohibición del cannabis se ha acabado. La legalización del cannabis a nivel nacional es un elemento central en su campaña actual.

Ha vapuleado la guerra contra las drogas por haber dañado “millones de vidas a través de la detención y el encarcelamiento de personas por delitos no violentos”, y ha criticado severamente el impacto desproporcionado del enfoque sobre las personas de color.

También se ha opuesto al encarcelamiento de personas por el uso problemático de drogas. En su libro de 2016, Nuestra Revolución, escribió: “La gente muere todos los días por sobredosis. Pero la solución no es encerrar a los adictos. Tenemos que tratar el abuso de sustancias no como un problema de tipo penal sino como un grave problema de salud pública, para que todas las personas, independientemente de sus ingresos, puedan obtener la ayuda que necesitan”.

 

Elizabeth Warren

La senadora por Massachusetts,  Elizabeth Warren, ha co-patrocinado numerosos proyectos de ley a favor de la reforma progresiva del cannabis, incluida la Ley de Justicia de Marihuana, que aspira a poner fin a la prohibición federal del cannabis. Warren no apoyó la iniciativa electoral de su estado para la legalización del cannabis en 2016, pero ha apoyado durante mucho tiempo el acceso al cannabis medicinal para pacientes. Ella ahora respalda firmemente la legalización del cannabis recreativo.

Warren también ha demostrado tener un fuerte anhelo por una reforma más amplia de la justicia penal.

“Necesitamos una reforma de la justicia penal y la necesitamos ahora”, expone en su sitio web. “Eso significa poner fin a las disparidades raciales en nuestro sistema de justicia. Significa prohibir las prisiones privadas. Significa abrazar la vigilancia comunitaria y desmilitarizar a nuestras fuerzas policiales locales. Significa una reforma integral de las sentencias y la re-formulación de nuestras leyes para despenalizar la marihuana”.

---

Las primarias y las asambleas de partidos para la nominación demócrata comenzarán a principios de 2020.

 

 

Notas de la traductora:

1. AMA es un acrónimo de Internet moderno que significa “Ask me Anything” (“Pregúntame Cualquier Cosa”). Se usa para describir una entrevista que ocurre entre un usuario que la hospeda y todos los demás usuarios que deseen hacer preguntas.

2. Reddit es un sitio web con áreas de discusión donde los usuarios pueden debatir los enlaces enviados y   votar a favor o en contra de los comentarios de otros usuarios. 

3. STOP es el acrónimo de las iniciales en inglés de Synthetics Trafficking and Overdose Prevention.