Presentan proyecto de ley para legalizar marihuana en California

California ha dado un paso más hacia la legalización de la marihuana con uso recreativo al elaborar un proyecto de ley que será parte de las elecciones legislativas de noviembre de 2010. La iniciativa se suma al ya conocido uso con fines medicinales, en donde el estado fue uno de los pioneros en Estados Unidos.

El miércoles 23 de marzo, la Secretaria de Estado de California, Debra Bowen anunció la medida que legalizaría y regularía el consumo de marihuana, además de cargarla con impuestos, lo cual, de acuerdo a los defensores de la medida, podría recaudar mil cuatrocientos millones de dólares al año y ahorrar además los recursos que se gastan en las cárceles.

Esta no es la primera vez que se intenta legalizar el consumo de marihuana en California. En 1972 la iniciativa fracasó pese a que los defensores destacaban su inocuidad y su aceptación social, sin embargo, esta campaña enfatizará el dinero contante y sonante que la medida traería para el estado.

La propuesta conocida como “Acto para Regular, Controlar y Recaudar el Cannabis” permitiría a todo adulto mayor de 21 años poseer hasta 28 gramos de marihuana para uso personal, además de permitir la siembra de poco más de dos metros cuadrados por residencia. A cambio, las ciudades podrían cobrar impuestos por los cultivos, transporte y venta de droga. Los promotores de la medida destacan que actualmente el mercado legal (para fines medicinales) e ilegal de marihuana genera millones de dólares que no son objeto de impuestos y de donde se podrían sacar recursos para tapar el gran déficit que existe en California.

Sin embargo, la medida acarrea problemas. El consumo, tráfico, venta y producción de drogas está prohibida como consta en las normas federales de los Estados Unidos sancionándolo con fuertes penas. La eventual aprobación de la medida pondría a California en contra de las leyes federales. Además, cuenta con varios opositores quienes consideran que la legalización de la marihuana traerá más problemas que beneficios. “Simplemente no creo que nada bueno vaya a salir de esto”, dijo al New York Times John Standish, presidente de la “Asociación de Oficiales de Paz de California”, cuyos miembros incluyen a 3800 jefes de policía y comisarios. Y agrega: “No va a mejorar la sociedad. Se la va a denigrar”.

Otros opositores como Steve Steiner, fundador de “Padres y Madres contra los Narcotraficantes” afirma que los agujeros del presupuesto no justifican la legalización de la marihuana y al mismo tiempo sostiene que la marihuana medicinal en California no ha sido un éxito.  Afirma además que muchas ciudades han restringido los dispensarios debido a las quejas de los residentes y de las escuelas cercanas.

Una encuesta realizada en 2009, mostró que un 56% de los californianos está a favor de legalizar la marihuana siempre y cuando sea objeto de impuestos. Dan Newman, estratega de la iniciativa, dijo al New York Times que la preocupación número uno de los votantes es el presupuesto y la economía y que por esta razón la legalización luce favorable al considerar que es algo que traería más de mil millones de dólares al año.

Por el momento ambos sectores están llevando a cabo campañas con el objetivo de informar a la población respecto de los beneficios y problemas del proyecto de ley. De aprobarse, California se sumaría a países en donde el consumo de marihuana con fines recreacionales se ha despenalizado como Holanda y Portugal.