El Primer Dispensario de Cannabis Medicinal de África "Romperá el Estigma"

Fuente: Flickr

En un momento crucial, el primer dispensario legal de cannabis medicinal en el continente africano está a punto de abrir.

El dispensario, que se abrirá el 1 de junio en la ciudad sudafricana de Durban, venderá productos importados que contienen cannabidiol (CBD), un compuesto de la planta de cannabis que ofrece una variedad de usos terapéuticos y médicos. Esto es legal, ya que el Consejo de Control de Medicamentos del país reprogramó el CBD en octubre del año 2017, lo que significa que puede ser portado y utilizado legalmente si lo adquiere un paciente con receta médica. El dispensario no almacena ningún producto que contenga THC - un compuesto del cannabis - (que proporciona el efecto psicoactivo "high"), ya que esto sigue siendo ilegal.

El dispensario fue fundado por el inversionista y empresario Krithi Thaver, y estará ubicado dentro del Holistic Relief Wellness and Pain Management Center de Durban. Thaver quiere que el dispensario sea más que un simple proveedor de bienes; él dice que el dispensario, como institución, defenderá la reforma de la ley del cannabis en Sudáfrica y enseñará a los pacientes cómo producir sus propios medicamentos basados en el cannabis.

Según Thaver, el estigma en torno al cannabis en Sudáfrica significa que las personas a menudo no esten informadas sobre cómo disfrutar de los mayores beneficios terapéuticos de la droga. Al mismo tiempo, muchos de los que eligen usarlo están siendo criminalizados por el Estado.

"Queremos romper el estigma en torno al cannabis", declaró Thaver a TalkingDrugs, "Muchas personas en Sudáfrica están usando el cannabis como una forma de medicación alternativa, pero no entienden que diferentes compuestos pueden ser efectivos en el tratamiento de diferentes afecciones. Queremos capacitar a las personas que están produciendo su propia [medicación de cannabis] para que sigan las normas internacionales, como las de EE. UU. "

Thaver se está refiriendo al producto principal que almacenará en su dispensario, el aceite de CBD, del cual los investigadores farmacéuticos descubren nuevos e importantes usos médicos regularmente. Thaver dice que el aceite de CBD se puede utilizar para aliviar los síntomas o el dolor asociado con el cáncer, la diabetes, la presión arterial alta, el insomnio, el dolor crónico, la epilepsia y los espasmos musculares.

Él espera que su modelo de dispensario pueda extenderse por todo Sudáfrica y presionar al gobierno nacional para que admita el fracaso de la prohibición del cannabis y presente una legislación que pueda ayudar a los pacientes.

"Queremos comenzar a comprometernos con el gobierno para comenzar el proceso de despenalización del cannabis en Sudáfrica, y para levantar todos los cargos criminales contra los pacientes que han sido criminalizados por usar cannabis. Queremos educar a los que toman las decisiones sobre por qué el cannabis está científicamente probado para tratar a las personas ... [y] queremos que participen médicos con experiencia clínica para que podamos llevar adelante la causa ", dijo a TalkingDrugs.

El año pasado se produjeron cambios significativos en el enfoque legal del cannabis en los países del sur de África. En abril, Zimbabwe autorizó el otorgamiento de licencias para las personas que buscan cultivar cannabis con fines médicos o de investigación. Esto fue precedido por la regulación legal de la producción de cannabis medicinal en Lesotho, que parece permitir la producción a ciertas corporaciones extranjeras, pero continúa criminalizando a los agricultores locales.