1. Inicio
  2. Artículos
  3. Rusia y Bielorrusia se oponen oficialmente a la reducción de daños, la despenalización y los derechos humanos: en la ONU firmaron la Declaración Política sobre el VIH-SIDA 2021

Rusia y Bielorrusia se oponen oficialmente a la reducción de daños, la despenalización y los derechos humanos: en la ONU firmaron la Declaración Política sobre el VIH-SIDA 2021

El 8 de junio de 2021, la Reunión de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA en Nueva York adoptó la Declaración Política sobre el VIH/SIDA de 2021 (texto en ruso). La Declaración, aunque no es perfecta, identifica claramente a grupos vulnerables como las personas que consumen drogas, los trabajadores sexuales, las personas LGBT y los presos, y describe las acciones necesarias para garantizar la igualdad de acceso a los servicios de prevención y tratamiento del VIH para estos grupos. En varios párrafos, la Declaración describe específicamente la necesidad de apoyar y desarrollar servicios de reducción de daños, así como la necesidad de desarrollar servicios comunitarios. El objetivo de la Declaración es superar las desigualdades y crear las condiciones para eliminar el sida de aquí a 2030.

Redes regionales de EECA comunidades y comunidades de todo el mundo apoyó activamente los esfuerzos de los países para incluir en la Declaración medidas efectivas para superar la epidemia. A pesar de todos los esfuerzos por alcanzar un consenso e incluso de incluir un párrafo que indique que los países implementarán la declaración de manera culturalmente sensible, la Federación Rusa durante la reunión sometió a votación enmiendas contra la inclusión de reformas legales criminalizadoras, la protección de los derechos humanos y la reducción de daños. en la declaración. Después de un acalorado debate, la Declaración Política fue adoptada por 165 votos, una votación Bien recibido por activistas del movimiento social global..

“La Federación Rusa y Bielorrusia votaron en contra de la declaración, y esto crea una situación muy difícil para nuestra continua defensa y apoyo comunitario en estos países y en toda la región EECA. Tenemos una lucha muy difícil por delante para responder eficazmente a la epidemia del VIH hasta 2030”, afirma Anna Dovbakh, directora ejecutiva de la Asociación Euroasiática para la Reducción de Daños. – “Los firmantes de la Declaración se comprometen así a alcanzar los objetivos en ella establecidos. Ahora, cuando los representantes de las comunidades y de las organizaciones públicas hablan de compromisos, los representantes de los gobiernos ruso o bielorruso pueden decir: estábamos en contra y no asumimos estos compromisos. La posición rusa no es nueva en absoluto, pero ahora está fijada a un alto nivel y formalizada”.

Anya Sarang, representante de la Fundación rusa Andrei Rylkov, comentó lo siguiente sobre la votación rusa y bielorrusa:

“Espero sinceramente que después de los acontecimientos recientes (adopción de la estrategia de ONUSIDA y la Asamblea General de las Naciones Unidas) la comunidad internacional pueda ser más consciente de las condiciones en la región para las ONG que trabajan en condiciones de semiguerrilla, especialmente en Rusia y ahora en Bielorrusia. Tengo cierta esperanza de que los nuevos donantes que ingresan a la región se hagan menos ilusiones acerca de establecer un entendimiento mutuo con las autoridades de la Federación de Rusia. Y quizás menos exigencias para nosotros, un par de equipos que apenas sobreviven y que seguimos prestando servicios a grupos clave en condiciones de terrorismo de Estado.

Rusia anunció en 2008 que seguiría su propio camino de prevención del VIH. Y ahora, por fin, todo el mundo se ha dado cuenta de que en Rusia la prevención no se lleva a cabo ni por descuido ni por casualidad, sino porque se trata de una posición ideológica de principios absolutamente consciente. Y no hay que contrarrestarlo con fantasías de promoción, sino con acciones decisivas para apoyar a las ONG locales, las redes regionales y los grupos de activistas comunitarios que están amenazados y que continúan la lucha desesperada y abrumadora contra la epidemia en las dictaduras.

Judy Chang, directora de la Red Internacional de Personas que Usan Drogas (INPUD), contó el número de referencias a personas que usan drogas en el documento de Declaración:

“La reducción de daños se incluye tres veces en el texto, incluida una vez en la sección de compromiso. Esto es 3 veces más que en la Declaración Política de 1. La buena noticia es que se ha incluido una nota a pie de página sobre intervenciones específicas, pero debilitada por esta referencia a “programas de reducción de daños, de conformidad con la legislación nacional”. Sorprendentemente, la reducción de daños, aparte de mencionar intervenciones específicas, no provocó fuertes reacciones, con la excepción de Rusia y Bielorrusia, y no fue uno de los temas políticamente más polémicos de las negociaciones, en comparación con la orientación sexual y la identidad de género.

  • Las personas que consumen drogas se mencionan 5 veces a lo largo del texto, incluido un párrafo sobre la hepatitis C.
  • Las poblaciones clave se mencionan cuatro veces en el documento de 4, frente a dos en 2021.
  • También es una buena noticia que, por primera vez, se hayan incluido objetivos sobre despenalización, estigma y discriminación e igualdad de género”.

 

***

Siga las actualizaciones sobre TalkingDrugs Canal de Telegram en ruso.

Publicación anterior
TalkingDrugs Noticias de la región de Europa del Este y Asia Central [mayo de 2021]
Publicación siguiente
Naloxona para llevar a casa: el antídoto de sobredosis de la gente

Contenido relacionado