Rusia busca una Coalición Internacional Anti-Metadona antes de la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas (UNGASS)

Rusia podría estar buscando formar una coalición internacional para avivar el apoyo para acabar con el acceso a la metadona en el periodo previo a la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre Drogas (UNGASS), a llevarse a cabo en el 2016.

El periódico ruso Kommersant informó a principios de este mes sobre un intercambio escrito entre Rusia y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en cuanto a la posición de esta última sobre la terapia de sustitución de opiáceos (OST - Opioid Substitution Therapy, por sus siglas en Inglés). Según Kommersant, la Duma Estatal - la cámara baja del parlamento ruso - está preocupada por la promoción de medicamentos para la terapia de sustitución de opiáceos (OST) de la OMS, como la metadona, en vísperas de las contribuciones anuales de Rusia a la agencia de la ONU.

La metadona - un fármaco que el director del Servicio Federal de Control de Drogas Viktor Ivanov describió recientemente como un "tratamiento asesino" que "viola el derecho a la salud" -  está prohibida en Rusia, su uso y/o distribución es castigado con hasta 20 años de prisión. La OMS la ha calificado como un medicamento esencial y la agencia reiteró su postura en apoyo de la terapia de sustitución de opiáceos (OST) en su respuesta a Rusia.

El conflicto entre la OMS y Rusia sobre la metadona, no es ninguna sorpresa. Sin embargo, es preocupante el artículo de Kommersant que informa que Rusia está tratando de ampliar su oposición a la OST, en vísperas a la próxima Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre Drogas (UNGASS) de abril del próximo año, formando una coalición en contra de estos medicamentos vitales.

Un funcionario de la Duma Estatal dijo a Kommersant que tal coalición puede incluir a ciertos estados árabes que se oponen de manera similar a la OST, mientras Anya Sarang, director de la Fundación Andrey Rylkov, sugirió que dentro de los países de la región como Turkmenistán y Uzbekistán - países que no permiten la OST - podrían ser aliados potenciales.

Las preocupaciones sobre este tema no se han hecho esperar, sin embargo, la participación de los estados que pertenecen a la Unión Euroasiática liderada por Rusia como Bielorrusia, Kirguistán, Armenia y Kazajstán, aún pueden ser persuadidos de seguir a Rusia en la condena a la OST. Mientras tanto, Georgia y el este de Ucrania, cuyos panoramas políticos están fuertemente influenciados por el diálogo sobre la prevalencia del consumo de drogas y su tratamiento en la región, también podrían verse afectados.

La vehemente oposición de Rusia a las probadas medidas de reducción de daños ha tenido efectos desastrosos - con la prohibición de la metadona, la falta de acceso a agujas y jeringas esterilizadas y los graves abusos contra los derechos humanos perpetrados contra las personas que usan drogas - creando una crisis de salud pública. Por ejemplo, desde el 2010 el número de rusos que viven con el VIH casi se ha duplicado de 500,000 a 930,000, informó AFP. Vadim Pokrovsky, director del Centro de Ayuda Federal de Rusia, culpó a las políticas conservadoras del país, a la falta de la OST y la educación sexual y dijo a AFP que el número de personas con VIH podría aumentar a tres millones en los próximos cinco años.

Si Rusia es capaz de ampliar su influencia política y económica en la región y convencer a los estados a tomar medidas drásticas contra la OST, existe un gran riesgo de que la crisis de la salud pueda ser replicada en otros países que actualmente aplican la reducción de daños. Por lo tanto, será de vital importancia que cualquier coalición que llegue a buen término antes de la UNGASS sea enérgicamente rechazada por los estados miembros de la ONU para garantizar que la pseudo-ciencia de Rusia no se extienda.