La Elección del Alcalde de São Paulo Amenaza el Programa de Reducción de Daños en ‘Cracolandia’

La elección del alcalde de São Paulo Mayor Amenaza el Programa de Reducción de Daños en ‘Cracolandia’

Participantes del programa De Braços Abertos (Con Los Brazos Abiertos) 

El programa pionero de reducción de daños de São Paulo para personas que consumen cocaína en crack enfrenta un futuro incierto a partir de la reciente elección de un nuevo alcalde que afirma que lo va a cerrar. 

Joao Doria del Partido Social Demócrata de Brasil (PSD) fue elegido alcalde el 2 de octubre, recibiendo el 53 por ciento de los votos. El resultado reflejó un rechazo marcado al actual alcalde, Fernando Haddad del Partido de los Trabajadores, quien alcanzó solo el 17 por ciento de los sufragios en su intento por la reelección.

Doria, un hombre que ha sido comparado con el candidato presidencial de los Estados Unidos Donald Trump, debido a su rol en la versión brasileña de El Aprendiz y falta de experiencia política, asumirá el 1 de enero de 2017.

Una promesa clave durante la campaña del alcalde electo fue cerrar uno de los programas más controversiales de la era de Fernando Haddad: Con Los brazos Abiertos (De Braços Abertos - DBA). Esta iniciativa, implementada con un decreto de alcaldía a principios del 2014, otorga oportunidades de vivienda y empleo a personas consumidoras de cocaína en crack en el distrito denominado Cracolandia, São Paulo, sin solicitar la abstención del consumo de drogas.

De manera controversial, Doria desea ver a la población que atiende DBA bajo un tratamiento de drogas basado en la abstinencia, y el ultimo mes antes de la elección, declaró que luego del cierre de DBA, la gente pasará al programa de tratamiento gubernamental Recomenzar (Recomeço).

La Plataforma Brasileña de Políticas de Drogas (PBPD) ha criticado la propuesta de Doria acerca de terminar con el programa DBA, destacando que el programa Recomenzar está “en desacuerdo con el conocimiento actual en relación al cuidado y tratamiento de personas que consumen drogas de forma problemática.” Además, aseguran que en los tres años desde que se inició el programa, no ha sido sometido a una evaluación en cuanto a su eficacia y resultados.

La PBPD no está sola en esta instancia. El mes pasado, una colectividad de grupos y movimientos ligados a los derechos humanos lanzaron un manifiesto en Facebook llamado “En Defensa de Con Los Brazos Abiertos, Libertad y Democracia,” mientras que Nathália Oliveira de la Iniciativa Negra por una Nueva Política de Drogas (INNDP) afirmó que la importancia de DBA radica en su apoyo a los derechos de las personas que consumen drogas. Según indicó, otros programas operan como una barrera para incluir a estos grupos de personas en la sociedad.

Desde su lanzamiento en 2014, más de 900 personas se han inscrito en DBA, y a junio de este año, alrededor de 500 personas participaban activamente en el programa. Muchas de esas personas, además de contar con albergue, trabajan limpiando las calles o como jardineros, entre otras funciones, a cambio de R$15 por día (aproximadamente $5). Los participantes también reciben sus comidas y son conectados con servicios de asistencia médica.

Como TalkingDrugs ha informado previamente, dos estudios por separado - uno de la PBPD y el otro del gobierno municipal - establecieron que la mayoría de quienes participaban del programa habían reducido el consumo de cocaína en crack, y que las personas declararon que la estabilidad del trabajo y alberge tenía un impacto positivo en sus vidas.