¿Se ha convertido Nepal en el mayor país de tráfico de drogas?

Los arrestos por tráfico de drogas en Nepal han aumentado en los últimos años

Los arrestos por tráfico de drogas en Nepal han aumentado en los últimos años (Fuente: Pixabay)

El número de personas arrestadas por tráfico de drogas ha alcanzado niveles sin precedentes en Nepal, lo cual sugiere que el país puede estar convirtiéndose en un núcleo regional de tráfico de drogas.

De acuerdo con el Departamento de Control de Narcóticos (NCB) de Nepal, más de 16.700 personas fueron acusadas de contrabando de drogas o delitos de tráfico entre los años 2011 y 2016, reporta “The Himalayan Times”. Solo en el 2016, un total de 3.696 personas fueron arrestadas por dichos delitos – marcando un aumento del 39 por ciento en comparación con el año pasado.

El Cannabis es, con creces, la droga que más se contrabandea desde o a través de Nepal. Sin embargo, significantes cantidades de heroína, opio y cocaína también han sido incautadas por el NCB.

“La gente involucrada en el contrabando de drogas parece estar dispuesta a tomar el riesgo de ser arrestada e ir a la cárcel porque unos chantajistas internacionales  le ofrecen importantes cantidades de dinero. Los arrestos y las incautaciones no sirven de mucho para controlar el contrabando de drogas”, aseguró un oficial del NCB en febrero.

De hecho, la normativa sobre drogas de Nepal, la cual recae en su mayoría sobre la jurisdicción del Tratado de Control de Drogas Narcóticas (1976), incluye severas penalizaciones para una variedad de delitos por consumo de drogas.

Raramente, el Tratado ordena estrictas penalizaciones por delitos de tráfico de drogas basados en el peso de la incautación de la droga, sin tener en cuenta el tipo de droga que es.

“Hacer negocio” con drogas por un peso mayor a los 25 gramos supone una condena de prisión de entre cinco y diez años, especifica la legislación. Un delito como este que trate con cantidades de 25 a 100 gramos implica una pena de entre 10 y 15 años. Traficar o vender más de 100 gramos de una droga ilegal es penado con entre 15 años y cadena perpetua.

El Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido advierte a los viajeros que la posesión de incluso “pequeñas cantidades” de cannabis puede conllevar una pena de prisión de unos 5 años, “por lo general después de un largo y caro proceso legal”.

El súbito aumento del tráfico ante la aparición de dicha represiva  legislación  sugiere que la severidad de potenciales penalizaciones  no está disuadiendo a la gente a involucrarse en el tráfico de drogas.

Además, según el NCB, algunas de las personas que han sido atrapadas traficando drogas han sido engañadas o coaccionadas para hacer eso.

“La mayoría de las mujeres extranjeras arrestadas por el NCB estaban involucradas en el tráfico de drogas debido a la falta de oportunidades económicas en su país. Eran fáciles de convencer para actuar como mulas pagadas sin haber sido informadas de lo que contenía el equipaje”, dijo una oficial del NCB a finales de marzo.

Rajiv Kafle, un activista nepalés de la reforma de la ley del cannabis, le dijo a TalkingDrugs que “el cannabis fue y todavía es la [principal] fuente de ingresos para la mayoría de la gente pobre a lo largo del país”.

Hay una inmensa demanda principalmente de la India, al igual que del resto del mundo, por el hachís nepalés, añadió Kafle.

De hecho, a pesar de que las drogas están circulando de Nepal a Europa, China y el sureste de Asia, India es el principal mercado objetivo.

India provee un enorme y creciente mercado para la gente que busca vender drogas, y los dos países comparten una frontera abierta. Sin embargo, a pesar de una relativamente relajada seguridad fronteriza, importantes incautaciones han tenido lugar ahí. La cantidad anual de drogas ilegales incautadas en la frontera de la India incrementó en un impactante 236 por ciento entre los años 2014 y 2016 – desde 1.189 kilogramos hasta 4.006 kilogramos respectivamente.

Hace cuatro años, el antiguo líder del NCB advirtió que la gente que trafica con drogas estaba “intentando establecer a Nepal como punto de tránsito”. Mientras que todavía está por verse si la tendencia al aumento de arrestos e incautaciones por drogas continuará, Nepal se ha establecido firmemente como un núcleo de tráfico de drogas.