Secretario del Partido Comunista Chino muere tras beber demasiado

El secretario del Partido Comunista Chino en Fengyang, Shen Hao, murió a los 46 años luego de una reunión de negocios en la que bebió demasiado alcohol. Shen es la tercera víctima de una nueva tradición para hacer negocios en la cual beber en exceso es la forma de demostrar status y de participar en la conversación. En julio pasado, el vice director de recursos hídricos del distrito de Xinzhou, Jin Guoging, murió a los 47 años después de una cena de negocios. De acuerdo al informe médico, Jin bebió tanto alcohol que le provocó un ataque al corazón que le ocasionó la muerte. Pero hay más, el año pasado Guo Shizhong, un oficial de planificación familiar, murió de una hemorragia cerebral después de beber más de la cuenta con compañeros de trabajo. Guo, quien fuera reconocido como un “excelente miembro del partido”, fue condecorado póstumamente por haber muerto con “honor”.

De acuerdo al periódico chino “China Daily”, la labor de Shen permitió que el ingreso per cápita creciera tres veces en la región. Su muerte representa un ícono en el cambio de hábito de beber en China. Más que nunca se ha transformado en una forma de hacer negocios y es considerado como parte del trabajo ya que representa fuerza, masculinidad y resistencia. Un funcionario público citado por el matutino chino dice que beber es una regla no escrita cuando se hacen negocios. Es conocida la afición de los chinos de tomar decisiones en la mesa, es la forma de comunicarse y de expresar emociones.

Cada año los funcionarios públicos gastan más de $73 billones de dólares en banquetes con fondos fiscales, lo que equivale a un tercio del gasto total de los chinos en comer fuera de casa. La misma fuente citada por “China Daily” afirma que el gobierno chino debe hacer algo respecto al comportamiento de sus funcionarios y restringir este tipo de banquetes.