1. Inicio
  2. Artículos
  3. Estudio: La situación con nuevos casos de infección por VIH en Rusia es catastrófica

Estudio: La situación con nuevos casos de infección por VIH en Rusia es catastrófica

En la autoridad médica  diario The Lancet  el 19 de julio de 2016 se publicó un estudio a gran escala sobre el desarrollo de la pandemia del VIH. El trabajo elaborado en el marco del proyecto internacional “ La carga mundial de la enfermedad.” (Global Burden of Disease, GBD), cubre el período de 1980 a 2015 y describe las principales tendencias en la tasa de infección, el número de infectados, la mortalidad y el éxito del tratamiento. Los autores del estudio creen que durante la última década, una importante inversión internacional en programas contra el sida y el desarrollo de fármacos eficaces para la terapia antirretroviral ha estabilizado la tasa de infección (fluctúa entre 2.5 y 2.6 millones de casos anuales) y reducido la mortalidad (en 2015 – 1.2 millones de muertes en todo el mundo). Pero el número total de personas infectadas por el VIH continúa creciendo de manera constante. Hoy en día, alrededor de 39 millones de personas viven con el virus de la inmunodeficiencia en todo el mundo.

Este material fue publicado por primera vez el la radio libertad sitio web . El texto completo del artículo está disponible. aquí

Según el estudio, a finales de 2015 Rusia no se encuentra entre los líderes en cuanto al número total de personas infectadas por el VIH (610 mil, según el estudio), aunque este indicador es comparable a todos los países de Europa Occidental juntos (651 mil). Pero en términos de número de nuevos infectados, este es el poseedor del récord europeo: 57 mil infectados por año, cuatro veces más que en todos los países de Europa Occidental juntos, tantas veces más que en la vecina Ucrania, más de dos veces más que en USA. Por debajo de Rusia en este indicador solo se encontraba India (donde el número de nuevos contagios es mayor, 196 mil, pero lejos de ser proporcional a la diferencia de población) y los países del África subcuatorial: Sudáfrica, Zimbabue, Nigeria, Kenia, Mozambique, Tanzania. , Uganda y Zambia. Por supuesto, la incidencia se puede considerar en relación con la población del país,

“En comparación, por ejemplo, con África subecuatorial, en Rusia el número de pacientes en relación con la población no es tan grande”, dice Bulat Idrisov, (Universidad Estatal de Bashkir/Centro Médico de la Universidad de Boston), uno de los coautores del estudio. . – Pero la tasa de crecimiento de nuevos infectados es catastrófica, más que en cualquier otro país de Europa. En cuanto a la tasa de crecimiento de nuevas infecciones, estamos en el mismo grupo que países como Pakistán, Camboya y Kenia.

Pero hay otro indicador por el cual la Federación Rusa ni siquiera puede presumir de ser comparada con países africanos como Nigeria. Este es el porcentaje de personas que viven con el VIH que tienen acceso a la terapia antirretroviral (TAR). Según el estudio GBD, en Rusia solo hay un 14 por ciento de ellos. La cobertura médica es peor en solo cinco países: Afganistán, Pakistán, Madagascar, Comoras, Somalia y Sudán del Sur. En la RPDC, el 19 por ciento de los portadores del VIH reciben TAR, en Ucrania, el 28 por ciento, en los EE. UU., el 70 por ciento. El promedio mundial es de alrededor del 40 por ciento.

“Los datos sobre la terapia antirretroviral en el estudio son impresionantes”, dice Anya Sarang, presidenta de la Fundación Andrey Rylkov para la Protección de la Salud y la Justicia Social . “Pero esto era de esperar: más de la mitad de los rusos que viven con el VIH y los casos de nuevas infecciones son personas que se inyectan drogas. Pero hay una falta total de tratamiento sistemático de adicción a las drogas en el país, por lo que es difícil para estas personas adherirse al régimen de tratamiento e iniciarlo.

Según el Centro Federal Ruso para la Prevención y el Control del SIDA, alrededor del 57 por ciento de las infecciones por VIH recién diagnosticadas en 2014 fueron el resultado del uso de drogas con instrumentos no estériles.

Sarang explica que la infección a través de jeringas es la forma más rápida de propagar la infección. La transmisión vertical, es decir, la transmisión del virus de madre a hijo, se controla con relativa eficacia, la infección a través de las relaciones sexuales, a pesar de la reducción de los programas de sexo seguro, contribuye menos simplemente porque es menos probable que ocurra la infección. “En mi opinión, la falta de programas de tratamiento de la adicción a las drogas es responsable del 80 por ciento de las horrendas estadísticas del estudio”, dice Sarang.

Bulat Idrisov explica que en otras ex repúblicas soviéticas, incluso aquellas en situaciones económicas más difíciles que Rusia, mejores estadísticas de VIH pueden ser el resultado de programas efectivos de tratamiento de drogas.

Hay un punto de concentración de la epidemia: estas son personas que usan drogas por vía intravenosa. Para prevenir la transmisión, existen varios métodos efectivos y económicos a menudo denominados “reducción de daños”, en particular, la distribución de equipos de inyección (agujas y jeringas para que las personas que sufren de adicción no compartan la misma aguja) y drogas de la clase de agonistas de los receptores opioides, como la metadona. No hay nada de esto en Rusia, pero sí en Georgia, y probablemente veamos el reflejo de esta diferencia en nuestros tristes números, detrás de los cuales está la muerte y el tormento de decenas de miles de personas y sus seres queridos”, explica.

Anya Sarang asegura que es la falta de terapia de sustitución para la adicción a las drogas en Rusia la responsable de la extremadamente baja cobertura de personas infectadas por el VIH con terapia antirretroviral.

En todo el mundo, el TAR se proporciona en programas para personas drogodependientes, generalmente como parte de un programa de terapia de sustitución con metadona o buprenarfina. La gente viene todos los días y, junto con la metadona u otro opioide sintético, reciben medicamentos para el tratamiento de la tuberculosis, la terapia del VIH. El sistema asegura que las personas tomen sus pastillas diariamente.

Sarang habla sobre un estudio que hizo para la OMS sobre las barreras para acceder al TAR en Rusia:

Resultó que uno de los problemas importantes es que los médicos tienen miedo de recetar TAR a los drogadictos, porque el riesgo de fracaso es alto. Suele pasar que un paciente viene a terapia, le dicen: primero soluciona tu problema de drogas. Pero en Rusia es imposible resolver el problema de las drogas, ya que no hay terapia de sustitución, no hay programas de rehabilitación.

Las estadísticas publicadas en The Lancet generan dudas entre algunos expertos rusos. Por ejemplo, los datos oficiales recopilados por el Centro para la Prevención y el Control del SIDA lucen incluso peores que los presentados en el estudio GBD: más de un millón de infectados (en lugar de 610 mil en GBD), 93 mil nuevos casos de VIH en 2015 (en el estudio – 57 mil), 27 mil muertos (en el estudio -18 mil). Bulat Idrisov explica que no existe una forma única de recopilar información actualizada sobre el estado del VIH en todo el mundo: “Por lo tanto, se utilizan una variedad de métodos estadísticos. Se basan en estadísticas oficiales a nivel nacional y regional, así como en datos obtenidos de muestras representativas de la población. Por lo general, hay varias fuentes de este tipo para cada país, y sus datos se combinan mediante modelos estadísticos.

Vadim Pokrovsky, jefe de el Centro Federal para la Prevención y el Control del SIDA , está seguro de que las estadísticas proporcionadas en el estudio GBD están subestimadas no solo para Rusia, sino también para otros países. “De hecho, el principal problema en Rusia es la tendencia hacia un aumento en el número de casos nuevos”, dijo Pokrovsky. “Aunque a escala mundial, esta epidemia aún no es comparable a los países de África. Ahora, la situación en nuestro país es más comparable a la situación en los Estados Unidos, donde el número total de personas infectadas es aproximadamente el mismo que en Rusia, sin embargo, con el doble de población. Pero con los países en desarrollo del mundo, al menos con los países africanos, por supuesto, la comparación será más que incorrecta.

Pokrovsky afirma que un tercio de las personas infectadas por el VIH en Rusia tienen acceso a la terapia antirretroviral, y no el 14 por ciento, como en el estudio. Está seguro de que esto no es suficiente: “Debemos enfocarnos no en lo peor, sino en los mejores resultados, y por supuesto, debemos enfocarnos en Canadá, Australia, Reino Unido, donde ese acceso puede llegar al cien por cien”.

Vadim Pokrovsky está de acuerdo en que uno de los factores detrás del bajo acceso al TAR es la falta de terapia de sustitución para los drogadictos. “Por supuesto, aquí tenemos que centrarnos en la experiencia mundial”, dice, “y eso demuestra que los programas de reducción de daños, entre los que están los programas de terapia de sustitución, son los más efectivos aquí. Es discutible si estos programas son efectivos en términos de recuperación de la adicción a las drogas, pero ahora es más importante para nosotros detener la epidemia del VIH y luego trataremos a los usuarios de drogas por adicción a las drogas.

Sin embargo, Pokrovsky está seguro de que para luchar eficazmente contra el SIDA es necesario, en primer lugar, aumentar la financiación de los programas pertinentes: “Estados Unidos gasta unos 30 millones de dólares en la lucha contra la infección por el VIH y Rusia unos 20 millones de rublos. Por lo tanto, por supuesto, la respuesta a la epidemia hasta ahora en Rusia es mucho más débil”.

Pokrovsky considera que la situación en Rusia es una catástrofe nacional y, a pesar de que el problema del SIDA ha sido discutido en el último año a nivel de la comisión de salud del gobierno, no ve que se tomen medidas significativas. "Esperemos que aún no haya llegado el momento, los rusos se están aprovechando lentamente", concluye Pokrovsky con optimismo.

Un artículo con los resultados del estudio (en inglés) está disponible en línea en  La lanceta.

Publicación anterior
Resurgimiento del VIH entre las personas que se inyectan drogas en Mauricio
Publicación siguiente
La sala de consumo de drogas más grande del mundo abre en Copenhague

Contenido relacionado