Ucrania, la explosiva combinación de caos y drogas

Para la mayoría de personas en la actualidad, Ucrania aparece en las noticias como una nación afectada por inestabilidad social e incluso por una posible secesión, pero un hecho poco mencionado es la situación creada por su irónicamente envidiable situación geográfica entre el Este y el Oeste, que la ha convertido en puente natural entre regiones y en un país donde los problemas relacionados con drogas parecen crecer de manera constante.

Justo en el centro de Europa del Este y como mayor ruta de transporte entre Europa y Asia y entre los estados escandinavos y la región mediterránea, Ucrania ha experimentado durante la última década un incremento notable en los casos de Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), la mayoría de los cuales están relacionados con usuarios de drogas inyectables y que en este país alcanzan casi los 300 mil.

Al unísono con el incremento de los pacientes farmacodependientes con dicha enfermedad cuyo tratamiento es --por decir lo menos-- escaso debido a los magros recursos disponibles, algunos programas relacionados con el combate contra la expansión de esa enfermedad han empezado y terminado intempestivamente por los cambios en las prioridades del gobierno, lo que se refleja en el hecho de que Ucrania tiene el peor récord en niveles de crecimiento de contagio de VIH en la región.

Asimismo, en la inmensa linea costera de más de mil 500 kilómetros se ha visto un incremento en la cantidad de droga, que atraviesa por la zona, llegando a su nivel máximo en el 2010, cuando en sólo tres acciones diferentes se rompieron todos los récords regionales por el aseguramiento de cocaína y más de una tonelada y media de la substancia fueron encontrados.

Pero, mas allá del número de drogas ilegales aseguradas, el mayor problema que enfrenta esta nación es la cantidad de drogas que están siendo adulteradas y luego vendidas al público, amén de que las políticas contra las drogas aún priorizan la criminalización (algunas leyes prevén hasta 11 años de prisión por la posesión de substancias ilegales) y tienen poco o nulo efecto en la reducción del consumo.

Apenas unos meses atrás, el supuestamente todavía presidente Viktor Yanukovich aprobó una ley para endurecer las penas a quienes se dediquen a la circulación de medicinas adulteradas, la cual impone fuertes multas a los dispensarios médicos que realicen ese tipo de transacciones  y a cualquiera que produzca, venda, transporte, envíe o tenga posesión para subsiguiente venta de drogas modificadas ilegalmente, pero con la presente situación de inestabilidad, es difícil saber qué tan efectiva será tal legislación.

Además, regulaciones definiendo nuevos límites para la cantidad de droga (pequeña, amplía o particularmente amplía) que una persona puede portar sin ser acusada criminalmente fueron implementadas en 2010, lo que significaría  que si la cantidad de droga no sobrepasa lo considerado ´pequeño´ se podría evitar la prisión, pero el impacto que dicho cambio pueda tener en el mediano plazo será difícil de cuantificar por la inestabilidad imperante.

Es irónico que un país cuya riqueza de suelo alcanza el 25 por ciento del total mundial de las llamadas reservas de tierra negra (un tipo de suelo rico en humus y otros nutrientes que lo hacen ideal para la siembra porque no requiere fertilizantes) ahora esté en riesgo de convertirse de puente de drogas desde y hacia Europa en productor de opiáceos, como lo afirmó un reporte del Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

Cómo todos estos diversos problemas se desarrollarán en el corto y mediano plazo sin duda tendrá mucho que ver con la salida a la actual crisis política y social que vive Ucrania y que podría acabar con una división territorial, pero en tanto el status quo de los mercados globales de las drogas se mantenga igual es difícil prever un cambio para bien.

Fuentes:

http://www.ipsnews.net/2013/06/ukraine-injects-addicts-with-hope/
http://blogs.fco.gov.uk/leighturner/2010/10/11/why-odesa-drug-busts-are-...
http://www.mondaq.com/x/198224/Healthcare/Responsibility+For+Counterfeit...