Vidas en juego en el este de Ucrania por el corte de servicios del Programa de Reducción de Daños debido al conflicto

Ucrania Reducción de Daños

Crece la preocupacion por la interrupción en el tratamiento de las personas que viven con VIH y tuberculosis en el este de Ucrania donde el conflicto en Donetsk y Luhansk, territorios controlados por los rebeldes, ha interrumpido los suministros médicos esenciales.

Tras la decisión adoptada por el Gobierno de Ucrania de detener el suministro a estas áreas y con la frontera ahora bloqueada, se espera para finales de febrero grandes desabastecimientos de medicamentos antirretrovirales, terapias de sustitución de opiáceos (OST - por sus siglas en Inglés) y de otros tratamientos que salvan vidas.

Más de 300 pacientes de las terapias de sustitución de opiáceos (OST) en Donetsk y Luhansk han perdido el acceso al tratamiento desde el inicio del conflicto. Más de 550 pacientes en tratamiento con metadona se quedarán sin medicamentos de forma inminente si los suministros de emergencia no son entregados.

Este artículo fue publicado por primera vez por the International HIV/AIDS Alliance. Leer el original aquí.

El este de Ucrania tiene la tasa más alta de prevalencia de VIH y tuberculosis en el país. Una de cada cinco nuevas infecciones se registran en las provincias (regiones) de Donetsk y Luhansk que son el hogar de casi un cuarto de los ucranianos que viven con VIH. Los productos básicos de prevención del VIH como los preservativos y jeringas limpias son ahora mucho más caros y difíciles de conseguir. La tasa de pruebas de VIH también ha caído y con más de un millón de personas desplazadas y el riesgo de grave interrupción del tratamiento, la Alianza Internacional contra el VIH/SIDA (the International HIV/AIDS Alliance) en Ucrania está alarmada por las implicaciones, tanto para los esfuerzos de respuesta y prevención del VIH, y por el futuro de los programas de reducción de daños para consumidores de drogas inyectables en el país.

Según Andrey Klepikov, Director Ejecutivo de Alliance Ukraine: "los suministros centralizados de medicamentos vitales deben ser autorizados por el Gobierno de Ucrania a través de las organizaciones humanitarias internacionales en las próximas una o dos semanas, de lo contrario nos enfrentaremos a una catástrofe humanitaria en el este del país."

"Varios sitios web dedicados a las terapias de sustitución de opiáceos (OST) se han visto obligados a cerrar y estamos muy preocupados por los pacientes que reciben tratamiento de sustitución porque estan siendo abandonados a un destino sombrío que es lo que sucedió en Crimea el año pasado, donde decenas murieron cuando el programa de tratamiento de sustitución de opiáceos fue cerrado después de la anexión."

Alliance Ukraine y otras organizaciones interesadas han pedido al gobierno de Ucrania organizar un corredor seguro para la entrega de medicamentos que salvan vidas, con el apoyo del Comité Internacional de la Cruz Roja (International Committee of the Red Cross - ICRC) y han hecho hincapié en la necesidad de tomar medidas urgentes para asegurar que los regímenes de tratamiento no se interrumpan. La resolución del gobierno de Ucrania con respecto a este nuevo procedimiento humanitario ha sido acordado por las agencias gubernamentales, los socios técnicos y los beneficiarios principales de la subvención del Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria (The Global Fund to Fight AIDS, Tuberculosis and Malaria), y ahora está a la espera de la aprobación final.

Alliance Ukraine ha proporcionado ayuda de emergencia - en áreas tales como vivienda, apoyo básico para vivir, ayuda con los servicios médicos y la búsqueda de empleo - a unos 200 pacientes usuarios de las terapias de sustitución de opiáceos (OST) quienes han tenido que desplazarse desde Crimea y el este de Ucrania con el fin de continuar su tratamiento.

Klepikov continuó: "Debido a los fondos limitados, hemos tenido que reducir el número de pacientes que reciben el apoyo de emergencia a 100, y sólo hemos podido ayudar a una fracción de los pacientes usuarios de las terapias de sustitución de opiáceos (OST) de las zonas afectadas. Necesitamos la ayuda internacional y la necesitamos ahora ."